CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
» Remordimiento tardío (EL SANMARTÍN)
Vie Jul 20, 2018 9:01 pm por Inês Marucci

» “Las rebajas” (Rimas chuscas, informales)
Vie Jul 20, 2018 6:18 am por Roberto santamaría martín

» Un amor cuando termina soneto shakesperiano
Vie Jul 20, 2018 1:03 am por Inês Marucci

» “Sueña el necio…” Décimas
Jue Jul 19, 2018 3:54 pm por Roberto santamaría martín

» PARTIDO EL CORAZÓN
Miér Jul 18, 2018 8:46 pm por Inês Marucci

» Un poema cascabelero
Miér Jul 18, 2018 5:33 pm por Inês Marucci

» El beso no llego a darse - espinelas
Miér Jul 18, 2018 5:26 pm por Inês Marucci

» LA TOSFERINA
Miér Jul 18, 2018 5:17 pm por Inês Marucci

» La luz que vence las tinieblas - espinela
Miér Jul 18, 2018 5:07 pm por Inês Marucci

Citas
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Julio 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


EL REENCUENTRO

Ir abajo

EL REENCUENTRO

Mensaje por Tadeo el Dom Nov 24, 2013 2:27 am

El reencuentro

X
 

Ya llegaron casi todos. De los más grandes llegó Horacio, quien debe ser unos cinco o seis años mayor que yo. A él no le pusimos “apodo”; era por una cuestión de tamaño, ya que si se enteraba, qué se yo que pasaba. No… digo nomás, siempre fue buenito y se reía de los apodos…
Cuando terminó sus estudios secundarios, no pudo seguir estudiando en la facultad por la falta de dinero de sus padres y, al buscar trabajo, en todos lados le solicitaban “experiencia”. No les bastaba a los empleadores sus buenas calificaciones ni su buena conducta.
Tuvo que empezar a repartir pizzas y sándwiches en bicicleta hasta que sus padres, quienes empezaron a trabajar en ese rubro comercial para ayudarlo, le pudieron comprar una pequeña motocicleta. Me acuerdo que era una “Pumita” color verde a la que subíamos todos, los varones y las chicas; hasta la Negra se trepó en ese motito…
Fue de esta manera, como se largó a trabajar solo. No necesitó ni esperó “limosnas” de algunos señores con trajes, que creen que por estar sentados en una oficina, ya son dueños del mundo y de las necesidades de la gente.
Él estaba contento porque tenía trabajo y, sobre todo, porque lo que hacía era honesto. Siempre nos repetía a los más chicos: “trabajar es algo muy digno y edificante”. 
Llegó con unos paquetes y unas bolsas, y los muchachos felices gritaron a coro: ¡qué etiquetas!... Otros dijeron: ¡qué aroma!…  preparen los vasos…. busquen el bica… y lo aplaudieron al Horacio…el “héroe”….
 
avatar
Tadeo
Forero Constante
Forero Constante

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 11/08/2013
Edad : 51
Localización : Salta - Capital - Argentina

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.