CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Palabras claves


APUNTES VII DERECHO CIVIL

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

APUNTES VII DERECHO CIVIL

Mensaje por Amalia Lateano el Lun Sep 22, 2014 11:04 pm

BOLILLA VII – Capacidad. Continuación. Incapaces de hecho. Dementes y sordomudos

LOS DEMENTES: Son incapaces absolutos

Art. 141: “se declaran incapaces por demencia a las personas que por causa de enfermedades mentales no tengan aptitud para dirigir su persona o administrar sus bienes.” (según la ley 17.711)

Fundamento de la interdicción

-El criterio medico: se reduce a la comprobación de la in-sanidad mental de la persona.
-El criterio sociológico: si la enfermedad le impide interactuar en la sociedad.
-El criterio biológico jurídico: este es nuestro criterio el cual integra que la persona padezca una enfermedad mental que le impida actuar por sí solo, o que incida en el manejo de sus bienes. .
Tal declaración se realiza con el fin de proteger al insano, dado que puede perjudicarse a sí mismo, a su familia o a terceros.


Requisitos de la enfermedad mental

Gravedad: constituye el requisito dominante. La gravedad debe ser estimada en función de la incidencia que al enfermedad. Puede ocurrir que la enfermedad sea médicamente grave pero jurídicamente irrelevante. Por esta razón es que una presunta insania no impone su interdicción si razona perfectamente en cuanto a su administración de sus bienes y los medios de vida necesarios para su desenvolvimiento.
Actualidad: que la enfermedad exista al momento de la declaración. Un estado de insania anterior y superado carece de toda virtualidad para lograr la interdicción.
Habitualidad ::
- su entidad temporal.
- el intervalo lucido.
La habitualidad exige que la in-sanidad mental constituya el estado ordinario de salud y no un estado accidental. La habitualidad está referida a la existencia, a la subsistencia intrínseca de la enfermedad, no se la debe confundir con la continuidad relacionada con la manifestación de la misma.

Procedimiento de declaración

Dos limitaciones: la edad, y el haber sido anteriormente rechazada una denuncia de insania.
La edad: art. 145: “si el demente fuese menor de 14 años no podrá pedirse la declaración de demencia”. Tiene un fundamente practico, dado que es innecesario declarar incapaz a quien ya lo es por su edad. (art. 54,inc. 2)
Impedimento de demencia rechazada: art. 146: “tampoco podrá solicitarse la declaración de demencia cuando una solicitud igual se hubiese declarado ya improbada, aunque sea otro el que la solicite, salvo si expusiese hechos de demencia sobrevivientes a la declaración judicial”
Con ello se quiere evitar el menoscabo que para la salud de una persona puede significar la reiteración de denuncias que, por la propia gravedad que tienen, podrían llegar a lesionarla seriamente.

Quienes pueden pedir la declaración.
Art. 144: esposa o esposo no divorciados
Los parientes dentro del 4 grado con sanguíneos y por afinidad hasta 2 grado.
El ministerio de menores o pupilar
El cónsul
Cualquier persona, cuando el demente sea peligroso o moleste a sus vecinos

Partes del proceso (juicio):
Parte esencial: siempre están en el juicio.
- curador “ad litem” (de litigio) representa al denunciado art. 147. Este te sortea de los abogados de la matricula.
- ministerio pupilar

Parte legítima pero no esencial:
-El denunciado o presunto insano, debe tener alguien que lo represente.
-El denunciante
-El curador “ad bona” art. 148, si el insano tiene bienes y está muy enfermo el juez nombrara a este curador.
El juez que entenderá será el del último domicilio.
Durante el juicio, el curador o en el caso que estén los dos, ambos son provisorios.

Fundamento de la demanda:
- Debe estar acompañada de certificados médicos (se piden dos)
- Debe ser una enfermedad grave, debe ser habitual, y actual.

Etapa probatoria:
Apertura a las pruebas, la más importante es la prueba pericial medica, una junta médica analiza el examen, (son tres médicos designados por el juez)
La junta realiza su dictamen médico:
-Qué enfermedad tiene.
-Fecha posible de inicio de la enfermedad
-Tratamiento posible.

El juez seguirá el sistema de la SANA CRITICA, es decir que el juez valora todas las pruebas, el examen médico no es la única.
Si hay enfermedad el juez debe saber si incide o no en su conducta, si incide el juez le dará más importancia a eso pero no es la única prueba que determina todo.
Luego hace conocer las pruebas a todas las partes, les da 5 días y después dicta el fallo, declara o no la interdicción.


Si se declara demente, se le nombra un curador definitivo, que es generalmente un familiar, será su representante legal, el cual decidirá por el incapaz, supliendo su voluntad.
Se lo puede internar. Art. 482: “el demente no será prohibido de su libertad, si no en las casos que es de temer que, usando de ella se dañe a sí mismo o dañe a otros. No podrá ser trasladado a una casa de dementes sin autorización judicial”
El juez puede ordenar la internación pero en caso que sea realmente necesario.



Efectos de la interdicción.
La persona declarada pasa a ser un incapaz absoluto de hecho, no puede realizar ningún acto jurídico por sí mismo.
Actos que realizo en vida anteriormente: los actos son validos, pero son anulables y la nulidad es relativa. Se necesita demostrar que la demencia existia al tiempo de la celebración del acto, y que ella fuese notoria si se trata de hacerla valer frente a terceros de buena fe y el acto fuere a titulo oneroso. Si la demencia no es notoria no puedo hacerla valer frente a estos. Art. 473.

Actos que realizo en vida posteriormente: los actos son nulos, y la nulidad es relativa. Los actos los debe hacer su representante, si no serán nulos. Un acto puede revivir por eso no es absoluta. Art. 472.

Actos del demente que no ha sido declarado en juicio y muere: los herederos pueden querer anular los actos. En principio los actos son validos para preservar la seguridad jurídica, pero igualmente los actos no son intocables, existen excepciones:
1. Que del mismo acto surja que era demente

La responsabilidad: la responsabilidad por los actos lícitos e ilícitos se vincula no a la capacidad, si no al discernimiento, el cual constituye uno de los elementos internos del acto voluntario.
- se reputan actos involuntarios aquellos realizados con carencia de algunos de los elementos internos.(discernimiento, intención, libertad.)
Ahora bien la falta de discernimiento, como consecuencia de la enfermedad mental constituye el presupuesto de la incapacidad, cuyo grado de incidencia en la responsabilidad del interdicto varía según si sus actos fueron lícitos o ilícitos.

Actos lícitos: los posteriores, incluso si mediare intervalo lucido, no generan responsabilidad, los actos son inválidos.
Los actos anteriores a la declaración tiene diferentes tipos de obligaciones, aquellas que pueden ser satisfechas por el representante(efectuar el pago de una suma de dinero). No ocurre lo mismo cuando son obligaciones intuito persona, dado que el carácter personalísimo de ellas exige la intervención misma del obligado, cuya posterior demencia le exime de responsabilidad.

Actos ilícitos: al igual que los menores impúberes, no son responsables por los actos ilícitos, dado que al faltar el discernimiento, no hay lugar a responsabilidad. Art. 900

Art. 907: “cuando por los hechos involuntarios se causare a otro algún daño en su persona y bienes, solo se responderá con la indemnización correspondiente.” Si el demente comete un acto y produce un daño el juez fijara una indemnización. Razones de equidad.

Art. 1070. “No se reputa involuntario el acto ilícito practicado por dementes en lúcidos intervalos, aunque ellos hubiesen sido declarados tales en juicio; ni los practicados en estado de embriaguez, si no se probare que ésta fue involuntaria.”
Cesación de la incapacidad
Rehabilitación.

Art. 150. “La cesación de la incapacidad por el completo restablecimiento de los dementes, sólo tendrá lugar después de un nuevo examen de sanidad hecho por facultativos, y después de la declaración judicial, con audiencia del Ministerio de Menores.”

Art. 484. “Cesando las causas que hicieron necesaria la curatela, cesa también ésta por la declaración judicial que levante la interdicción.”

Recaudos: se necesitan dos presupuestos para la rehabilitación, uno, sustantivo, la recuperación de la salud; otro, formal, la declaración judicial.
La recuperación de la salud: para un sector doctrinario el restablecimiento de la salud debe ser pleno, y ante la menor duda de esto se mantiene la interdicción. Para Rivera, en cambio basta que la recuperación sea en el grado necesario como para que el interdicto pueda reasumir la dirección de su persona y la administración de sus bienes, lo que se corresponde con el criterio mixto adoptado.
LOS SORDOMUDOS: son incapaces absolutos.

Art. 153. “Los sordo-mudos serán habidos por incapaces para los actos de la vida civil, cuando fuesen tales que no puedan darse a entender por escrito.”

Al margen de la conceptuación legal entiéndase por sordomuda a la persona que por carecer del sentido auditivo no ha podido adquirir aptitud para hablar.

Fundamento de la interdicción: ese estado de incomunicación producido por la sordomudez provoca, a su vez, el atrofiamiento del sistema intelectivo de quien la padece. Esta debilidad mental y la falta de discernimiento es lo que explica la tendencia doctrinaria y legislativa de vincular el tratamiento de la sordomudez con el de la demencia.

Exigencia de que no sepa darse a entender por escrito.
Nuestro código prescribe la interdicción cuando se trata de un sordomudo iletrado, es decir, que no puede comunicarse dándose a entender por escrito

Procedimiento para la interdicción:
- que no pueda darse a entender por escrito
- que por pericia medica se compruebe la sordomudez, y se analice si padece una enfermedad mental que le impida dirigir su persona o administrar sus bienes, en tal caso, se seguirá el trámite de incapacidad por demencia.
- art. 157: “La declaración judicial no tendrá lugar sino cuando se tratare de sordo-mudos que hayan cumplido catorce años.” debe tener 14 años como mínimo.

El juicio de interdicción del sordomudo.
Art. 154: “Para que tenga lugar la representación de los sordo-mudos, debe procederse como con respecto a los dementes; y después de la declaración oficial, debe observarse lo que queda dispuesto respecto a los dementes.”

Art. 156: “Las personas que pueden solicitar la declaración judicial de la incapacidad de los dementes, pueden pedir la de la incapacidad de los sordo-mudos.”

Prueba: el art. 155 luego de la reforma introducida por la ley 17. 711 establece: El examen de los facultativos verificará si pueden darse a entender por escrito. Si no pudieren expresar su voluntad de ese modo, los médicos examinarán también si padecen de enfermedad mental que les impida dirigir su persona o administrar sus bienes y en tal caso se seguirá el trámite de incapacidad por demencia.

Situación jurídica del sordomudo interdicto.
Con la sentencia el sordomudo es un incapaz absoluto, de modo que los actos celebrados con posterioridad a la declaración son nulos. Por esta razón los actos realizados con anterioridad a la sentencia son en principio validos, dado que el sordomudo es un sujeto capaz.

Art. 3617: “No pueden testar los sordo-mudos que no sepan leer ni escribir.”

Matrimonio: con la reforma introducida por la ley 23.515 se reconoce capacidad para contraer matrimonio al sordomudo que supiere manifestar su voluntad en forma inequívoca por escrito o de otra manera, y sin depender para ello de autorización alguna.

Actos ilícitos: el sordomudo es incapaz, pero no carece de discernimiento, por lo que es responsable por los actos ilícitos que lo tengan como agente.

Cesación de la interdicción: art. 158: “Cesará la incapacidad de los sordo-mudos, del mismo modo que la de los dementes.”

Los sordomudos no interdictos: los sordomudos no interdictos son plenamente capaces y sus actos son validos. Sin embargo estos actos pueden anularse, de nulidad relativa. A diferencia del insano, este no puede ser privado de su libertad personal por internación.




avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15897
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.