CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Palabras claves


VICIOS COMUNES A TODOS LOS ACTOS VOLUNTARIOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

VICIOS COMUNES A TODOS LOS ACTOS VOLUNTARIOS

Mensaje por Amalia Lateano el Lun Sep 22, 2014 11:12 pm

BOLILLA XVII – Vicios comunes a todos los actos voluntarios
1) Vicios de la voluntad. Distinción: vicios de los actos voluntarios en general y vicios de los actos jurídicos. Valoración crítica de la teoría de los vicios de la voluntad. Consecuencias de los vicios de la voluntad.

El acto voluntario requiere la recurrencia de elementos internos (discernimiento, intención y libertad), y de un elemento externo (la declaración de la voluntad).
El defecto en alguno de los elementos internos del acto voluntario se denomina “vicios”.
Todo efecto que vulnere la voluntad en los hechos jurídicos humanos, también es apto para impedir la formación perfecta de un negocio jurídico.
Los vicios de los actos voluntarios son el error, el dolo y la violencia; ellos producen la limitación, desvirtuación o pérdida de los efectos propios del acto.
Estos “vicios de la voluntad” afectan a los elementos de la voluntad conforma a la doctrina clásica, es decir, intención y libertad. El error y el dolo vician la intención, la violencia vicia la libertad.
Los vicios de los actos jurídicos son la simulación, el fraude, la lesión (art. 944). En estos vicios o defectos, no existe merma de la voluntariedad, sino de la buena fe del autor.
La consecuencia que producen los vicios del error, dolo, violencia, simulación y lesión es la anulabilidad del acto, mientras que el fraude causa su in-oponibilidad.

2) Ignorancia y error. Concepto. Semejanzas y diferencias. Error de hecho y de derecho.

La “ignorancia” y el “error” son vicios de los actos voluntarios que afectan la intención.
Ignorancia es no conocer algo, mientras que el error consiste en creer que se lo conoce siendo que en realidad, se toma por cierto un conocimiento falso.
Vélez califico a estos conceptos como semejantes.
El error puede afectar actos indiferentes al derecho, contrarios al derecho como los actos ilícitos, o conforma al derecho como los negocios jurídicos.
Y a él se llega a través de fallas de conocimiento sensible, es decir de los sentidos, las causas de esto son: la distracción, descuido, negligencia, falta de inteligencia, de visión, etc.

El error o falso conocimiento puede versar sobre un hecho o sobre la existencia, contenido o interpretación de una norma jurídica.
En el primer supuesto, el vicio se denomina “error de hecho”, y en el segundo supuesto “error de derecho”.

3) Error de derecho. Regla general: fundamentos y excepciones. Consecuencias que produce respecto del acto.

El artículo 923 expresa: “la ignorancia de las leyes, el error de derecho en ningún caso impedirá los efectos legales de los actos lícitos, ni excusará responsabilidad por los ilícitos”, y luego el artículo 20: “la ignorancia de las leyes no sirve de excusa, si la excepción no está expresamente autorizada por la ley”
Hay excepciones: no es exigible el conocimiento del derecho extranjero, del derecho de otras provincias que no sean en la que yo vivo, cuando hay un equívoco en el alcance de una norma jurídica, el desconocimiento de la costumbre praeter legem.
Supuestos en los que se admite la invocación del error de derecho:
a)- pago indebido: artículo 784. “El que por un error de hecho o de derecho, se creyere deudor, y entregase alguna cosa o cantidad en pago, tiene derecho a repetirla del que la recibió”. Este es un claro ejemplo de ausencia de causa fuente.
b)- posesión de la herencia: artículo 3428. “El poseedor de la herencia es de buena fe cuando por error de hecho o de derecho se cree legítimo propietario de la sucesión cuya posesión tiene. Los parientes más lejanos que toman posesión de la herencia por la inacción de un pariente más próximo, no son de mala fe, por tener conocimiento de que la sucesión está deferida a este último. Pero son de mala fe, cuando conociendo la existencia del pariente más próximo, saben que no se ha presentado a recoger la sucesión porque ignoraba que le fuese deferida”. En este caso la concurrencia de un error de derecho no constituye causa de la ineficacia del acto lícito sino de la eficacia de los actos lícitos que se autorizan a los poseedores de buena fe.


c)- transacción: artículo 858. “La transacción es rescindible cuando ha tenido por objeto la ejecución de un título nulo, o de reglar los efectos de derechos que no tenían otro principio que el título nulo que los había constituido, hayan o no las partes conocido la nulidad del título, o lo hayan supuesto válido por error de hecho o por error de derecho. En tal caso la transacción podrá sólo ser mantenida, cuando expresamente se hubiese tratado de la nulidad del título”

Consecuencias del acto:
-tesis tradicional: el error de derecho no puede invocarse para invalidar un acto voluntario, aunque el error fuere excusable y haya sido su causa determinante.
-tesis que extiende el ámbito de invocación del error de derecho: propicia en general la admisión del error de derecho como causal de nulidad cuando ha sido la causa determinante del acto.
-nuestra posición: si realmente se acredita que el negocio carece de causa o ella es falsa, el negocio se invalida. Falencia del elemento causal.
-supuestos especiales: se admite el criterio que autoriza l invocación del error de derecho para invalidar actos jurídicos por ausencia de voluntad siempre que el error sea relevante o esencial excusable.

4) Error de hecho. Clasificación. Especies de error de hecho previstas en el Código. Efectos jurídicos de cada una y su incidencia en la validez del acto.

Error de hecho obstativo: establecido en el derecho argentino, en algunos supuestos el error de hecho constituye óbice para la producción del efecto propio de los actos lícitos.
-doctrina francesa: distingue entre el error obstativo que es el que impide la formación de la voluntad, el error esencial que es el que vicia la voluntad anulándola, y el error accidental que carece de efectos.
-doctrina alemana: la alemana pone el acento en la oportunidad en que se comete el error, en vez de destacar el elemento sobre el que recae.
Se distinguen tres oportunidades: “motivación, decisión, y declaración”.
Si el error se produce antes de la decisión se considera que vicia la motivación y su efecto es acarrear la nulidad del acto en razón de estar viciada la voluntad. Se denomina “error vicio”. Si, por el contrario, el defecto se genera en el período que va desde la decisión hasta la declaración, se juzga que obsta la voluntad. Ya no habría nulidad sino inexistencia. Se denomina “error obstativo”
- la doctrina nacional: para el Código Civil son errores de hecho esenciales los que recaen sobre la naturaleza del acto, sobre su objeto, sobre la causa principal, sobre las cualidades esenciales de la cosa, y sobre la persona de otro celebrante en los actos bilaterales. En todos los casos, la sanción para el acto viciado de error es la nulidad.
Error de hecho invalidante: descarta la relevancia del denominado error obstativo u obstáculo en nuestro derecho, se advierte que la ley civil ha realizado una división bipartita entre el error de hecho esencial y accidental.

Especies de error:
- Error excusable e inexcusable: el artículo 929 expone: “El error de hecho no perjudica, cuando ha habido razón para errar, pero no podrá alegarse cuando la ignorancia del verdadero estado de las cosas proviene de una negligencia culpable”
Para que haya mediado “razón para errar”, el agente debe haber actuado en forma diligente, es decir, no haber ocurrido en negligencia alguna.

En la práctica, es harto difícil que se excuse la responsabilidad de un hecho ilícito, en virtud de concurrir un error de hecho excusable, ya que para ser tal no debe concurrir la culpa de su parte.
El error común es excusable, se llama común al error que cometen o se encuentran un gran número de personas atentas e inteligentes.
-Error esencial y accidental: error esencial es para nuestro Código Civil el que recae sobre la naturaleza del acto. El codificador optó por enunciar los casos en los que se tipifica el vicio, consecuencia de concurrir cualquiera de ellos es que el acto es anulable.
El accidental es el que recae sobre un elemento accesorio del acto. Como se trata de un error indiferente no afecta la validez del acto. (Art. 928).


-Error sobre la naturaleza del acto: artículo 924: “el error sobre la naturaleza del acto jurídico anula todo lo contenido en él”
Siempre que sea excusable es de nulidad relativa, porque es la anulabilidad del negocio.
-Error sobre el objeto: artículo 927: “Anula también el acto, el error respecto al objeto sobre que versare, habiéndose contratado una cosa individualmente diversa de aquélla sobre la cual se quería contratar, o sobre una cosa de diversa especie, o sobre una diversa cantidad, extensión o suma, o sobre un diverso hecho”
-Error sobre la sustancia: artículo 926: “…sobre la cualidad de la cosa que se ha tenido en mira, vicia la manifestación de la voluntad, y deja sin efecto lo que en el acto se hubiere dispuesto”.
Se trata en definitiva, de aquella cualidad sin la cual no se hubiese contratado.
-Error sobre la causa: artículo 926, causa está dada en el sentido que alude al precepto de causa final entendida en su sentido subjetivo.
-Error sobre las personas: artículo 925. “Es también error esencial y anula el acto jurídico, el relativo a la persona, con la cual se forma la relación de derecho”
Hay tres criterios por esta cuestión:
a)- cualquier error que recaiga sobre la persona sería suficiente para anular el acto en virtud de lo dispuesto en el artículo 925.
b)-avalado por el artículo 110 del Código francés, que expresa que el error sobre la persona no es una causa de nulidad, sino cuando la consideración de ella ha sido la causa principal de la convención.
c)- considera que el error sobre la persona anula el acto cuando su consideración ha sido esencial, salvo en los casos en que la ley resta importancia a la elección del sujeto.
-Error sobre las cualidades del sujeto: no se invoca a la existencia del error de las personas, sino de sus cualidades.
En este caso quien pretenda nulidad deberá demostrar que las cualidades que creía que tenía el otro sujeto fueron determinante para que él otorgase el acto.
-Error sobre el nombre del sujeto: si se trata de una misma persona, que se llama de otra manera, constituye un error irrelevante, inepto para invalidar el acto jurídico.
-Error en la declaración o pluma: se conoce algo ajustado a la realidad, pero se declara erróneamente.

5) Dolo. Acepciones. Concepto de dolo como vicio de la voluntad. Clases y consecuencias: dolo principal, incidental, eventual y recíproco. Dolo de un tercero. Requisitos para que produzca la anulación del acto.
Acepciones: la palabra dolo en derecho privado tiene varios contenidos distintos:
-en primer lugar, dolo identifica al elemento intelectual del delito civil, es decir, que constituye factor de atribución de la responsabilidad civil.
-también se alude a la inejecución dolosa de la obligación, que acaece cuando el deudor no cumple, pese a encontrarse en condiciones de hacerlo.
-finalmente, el dolo es el vicio de los actos voluntarios, conforme a las definiciones de los artículos 931 y 933.
El artículo 931 dice: “Acción dolosa para conseguir la ejecución de un acto, es toda aserción de lo que es falso o disimulación de lo verdadero, cualquier artificio, astucia o maquinación que se emplee con ese fin”

Clasificación:
-dolo malo dolo bueno: es una clasificación romana en la que el dolo bueno tiene finalidades honestas (ocultar a un enfermo su condición).
-dolo directo e indirecto: el directo es causado por una de las partes del negocio o su representante, el indirecto es el causado por un tercero ajeno a la relación jurídica.
-dolo positivo y negativo: corresponde a la acción dolosa y la omisión de reticencia dolosa.
-dolo principal y dolo incidental: el primero es el que reúne las condiciones necesarias como para anular el acto. El segundo, en cambio, es insuficiente para invalidar el negocio jurídico, pero compromete la responsabilidad del agente por daños y perjuicios.
El dolo principal es determinante del consentimiento de la víctima, del engañado. El dolo incidental no es determinante del consentimiento.




*dolo principal: el artículo 932 establece que: “para que el dolo pueda ser medio de nulidad de un acto es preciso l reunión de circunstancias siguientes:
1-que haya sido grave (maniobra o maquinación que hace que la contraparte no pueda evitar ser engañada).
2-que haya sido la causa determinante de la acción.
3-que haya ocasionado un daño importante.
4-que no haya habido dolo por ambas partes.
*dolo incidental: la cuestión reside en determinar si el dolo incidental requiere o no la gravedad de la maniobra, maquinación, astucia, de que se trate.
El dolo incidental, como se ha dicho, no causa la nulidad del acto, sino que solo genera una acción de daños y perjuicios.

Dolo de un tercero: nuestro Código ha equiparado el dolo del tercero al dolo de las partes, al disponer el artículo 935 que: “El dolo afectará la validez de los actos entre vivos, bien sea obra de una de las partes, o bien provenga de tercera persona”
En cuanto a la responsabilidad por daños y perjuicios, la asume el tercero autor del dolo, y solidariamente la parte sabedora del dolo.

6) Violencia. Concepto. Clases. Distinción entre fuerza e intimación. Requisitos de la fuerza. Requisitos de la intimidación. Consecuencias jurídicas respecto del acto. Violencia ejercida por un tercero. Temor reverencia. Concepto y efectos.

La violencia se encuentra descripta con los términos de “fuerza y temor”
El vicio comprende:
-la violencia física, que consiste en el empleo de fuerza física irresistible en la persona que otorga el acto.
-la coerción o intimidación por ofensas corporales o malos tratamientos.
-la coerción o intimidación, definida por el artículo 937 “Habrá intimidación, cuando se inspire a uno de los agentes por injustas amenazas, un temor fundado de sufrir un mal inminente y grave en su persona, libertad, honra o bienes, o de su cónyuge, descendientes o ascendientes, legítimos o ilegítimos”
El vicio de violencia en cualquiera de sus formas, afecta la libertad del agente. (Art. 936).

Requisitos de la intimidación:
-injustas amenazas: artículo 939” no hay intimidación por injustas amenazas, cuando el que las hace se redujese a poner en ejercicio sus derechos propios”. De modo que no hay intimidación que afecte el acto.
-mal inminente y grave: la inminencia implica que el sujeto está expuesto a sufrir un perjuicio en un lapso relativamente próximo, de modo que no pueda recurrir al auxilio de la autoridad antes de que él acaezca efectivamente.
-en la persona, libertad, honra o bienes: el Código tarta de abarcar aquellos aspectos sobre los cuales puede recaer una amenaza injusta y que cause “fuerte impresión”. Con lo cual comprende las amenazas de privación de la vida o la salud, de secuestros, etc.
-personas sobre las cuales puede recaer la amenaza: el artículo 937 dice que las amenazas se pueden referir a la persona, su cónyuge, ascendientes o descendientes, legítimos o ilegítimos.
-quid del “terror ambiental”: es claro que la amenaza debe ser personal, dirigida a alguien en concreto y por alguien en concreto.
-ser causa determinante del consentimiento.

Efectos del vicio de la violencia: como en los demás vicios de la voluntad, la sanción es la anulabilidad relativa del acto.
Si la violencia es física irresistible, la nulidad es absoluta, pues la sanción debe considerarse impuesta en el interés general.
Si la violencia no reúne todos los recaudos examinados en el número anterior, no procede la acción de nulidad, pero si la de daños y perjuicios. Se trata de la violencia incidental.

Violencia ejercida por un tercero: tiene los mismos efectos que la empleada por uno de los que ha participado de acto. De modo que produce la anulabilidad de acto, así como causa la acción de responsabilidad por daños y perjuicios.

Temor reverencial: es el que se tiene respecto de aquellas personas sobre las cuales se está en una relación de respeto o sumisión (hijo-padre).
En nuestro Derecho el temor reverencial no puede ser invocado para nulificar los actos voluntarios, conforme a lo que dispone el artículo 940 “El temor reverencial, o el de los descendientes para con los ascendientes, el de la mujer para con el marido, o el de los subordinados para con su superior, no es causa suficiente para anular los actos”

7) Lesión. Concepto. Antecedentes. Régimen legal. Clases. Efectos. Imprevisión.

Lesión: es el daño en un contrato a título oneroso que deriva del hecho de no recibir el equivalente de lo que se da.
Antecedentes:
-derecho romano tradicionalmente se sostiene que le concepto de lesión nació en Roma.
-edad media: durante la Edad Media, no obstante que el Código de Teodosiano no previó el instituto de la lesión, éste tuvo un gran desarrollo tanto en la glosa, como en el derecho escrito y en el consuetudinario.
-derecho canónico: en la doctrina de los canonistas, la lesión adquiere gran relevancia como medio para combatir la usura.
La aplicación de la lesión es extendida a todos los contratos, con fundamento en que la buena fe es exigencia universal.
-la codificación del siglo XIX: el proceso de liberalización económica que se consagra con la Revolución Francesa llega incluso, a abolir la lesión. El Código Civil francés, introduce un concepto de lesión en el artículo 11118, de carácter restringido y aplicable sólo a ciertos negocios jurídicos, tales como la compraventa inmobiliaria y la partición.
-los códigos contemporáneos: a partir de la sanción del Código de Napoleón, los posteriores en su gran mayoría siguieron la línea de este, adoptando una fórmula objetiva y reducida a ciertos contratos.

Clases:
a)- lesión objetiva: es el vicio del acto jurídico que se expresa a través de la mera inequivalencia entre lo que se da y lo que se recibe.
b)- lesión objetiva- subjetiva: es el defecto del acto jurídico consistente en una desproporción injustificada de las prestaciones, originada en el aprovechamiento por una de las partes del estado de inferioridad de la otra.

Necesidad: en la definición de necesidad de la Real Academia de la Lengua aparecen conceptos que tienen importancia en el mundo jurídico; por un lado, la indulgencia, carencia, escasez; por el otro, la situación de peligro en que se requiere auxilio.

Diversos supuestos:
-el estado de necesidad como eximente de responsabilidad.
-la necesidad como presupuesto subjetivo de la lesión: conforme al artículo 954, la necesidad es uno de los estados de inferioridad, cuyo aprovechamiento por la parte del negocio jurídico, da lugar a su anulación por lesión.
-la necesidad como supuesto vicio de los actos jurídicos: para que la necesidad de lugar a la anulación del acto por el vicio de lesión, es necesario que la otra parte del negocio jurídico aproveche o explote la situación de inferioridad típica, para obtener ventajas indudablemente desproporcionadas y sin justificación.
Efectos: el lesionado, o en su caso sus herederos, puede ejercer la acción solicitando la nulidad del acto.
El plazo de prescripción es de cinco años contados desde la celebración del acto. El proyecto de reforma propone bajar este plazo a dos años.
Para que la ley presuma la existencia del aprovechamiento, el lesionado deberá probar:
-que el acto desproporcionado realmente existió (elemento objetivo).
-la situación de inferioridad de la persona (elemento subjetivo).

Por su parte, el lesionante deberá probar que no existió tal aprovechamiento.
Los cálculos deben hacerse al momento de la realización del acto y esa desproporción debe ser subsistente al tiempo e la demanda.
Como la ley siempre está a favor de la continuidad del acto, le ofrece al accionante dos caminos: la nulidad y el reajuste de las prestaciones.
Si el lesionante es demandado por reajuste, se defenderá del mismo. Pero si lo es por nulidad puede pedir el reajuste. Pedir el reajuste no implica aceptar que hubo lesión, sino que en caso de probarse la lesión en cuestión, se arregle como reajuste.

Teoría de la imprevisión: se aplica a los actos que originariamente contenían prestaciones equivalentes y por circunstancias extraordinarias se convierten en excesivamente oneroso para una de las partes el cumplimiento del contrato.
El artículo 1198 establece que en caso de imprevisión la parte perjudicada podrá demandar la resolución del contrato. Además establece que la otra parte podrá impedir la resolución ofreciendo mejorar equitativamente los efectos del contrato.

avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15897
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: VICIOS COMUNES A TODOS LOS ACTOS VOLUNTARIOS

Mensaje por catita el Lun Oct 06, 2014 7:28 pm

Gracias Ma!!!
Excelente apunte! Genial en mi opinión.
avatar
catita
Moderador
Moderador

Mensajes : 626
Fecha de inscripción : 06/08/2012
Edad : 36
Localización : rojas

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.