CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Palabras claves


VICIOS PROPIOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

VICIOS PROPIOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS

Mensaje por Amalia Lateano el Lun Sep 22, 2014 11:13 pm

BOLILLA XVIII – Vicios propios de los actos jurídicos

1) Vicios propios de los actos jurídicos. Nociones generales.

Vicios propios de los actos jurídicos:
Los vicios pueden ser congénitos (se forman en el nacimiento del acto), sobrevivientes (se forman con posterioridad). Hay vicios que afectan un principio fundamental, la buena fe. Estos son: la lesión, la simulación y el fraude.

2) La buena fe. Concepto y manifestaciones. Buena fe subjetiva y objetiva. Efectos.

La buena fe es un principio cardinal, una máxima ética-jurídica que sirve para interpretar, integrar el derecho.
-buena fe objetiva o lealtad: consiste en comportamientos leales y honestos, obrar con rectitud tanto en las tentativas anteriores del contrato, como en su celebración misma, interpretación y ejecución.
-subjetiva o creencia: este principio protege a quienes contratan de buena fe confiando en una apariencia de legalidad y que luego no resulto tal.

3) Simulación. Concepto. Caracterización legal. Naturaleza jurídica del acto simulado. Elementos de simulación. Clases de simulación: absoluta y relativa, lícita e ilícita. Diferencias con el fraude, reserva mental, el negocio fiduciario y la falsedad.

La palabra simulación, proviene del latín símuli y actio.
Definición legal: artículo 955 “La simulación tiene lugar cuando se encubre el carácter jurídico de un acto bajo la apariencia de otro, o cuando el acto contiene cláusulas que no son sinceras, o fechas que no son verdaderas, o cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas interpuestas, que no son aquellas para quienes en realidad se constituyen o transmiten”
A doctrina y la jurisprudencia la definen como: el defecto de buena fe del acto jurídico consistente en la discordancia consciente y acordada entre la voluntad real y la declarada por los otorgantes del acto, efectuada con ánimo de engañar, de donde puede resultar, o no; lesión al orden normativo a los terceros ajenos al acto.

Elementos: de acuerdo con un criterio doctrinario generalmente aceptado, los elementos del negocio simulado son tres:
a) contradicción entre la voluntad interna y la declarada: la simulación se manifiesta por una discordancia entre lo efectivamente querido por las partes del negocio y lo declarado por ellas, es decir contradicción entre la voluntad y su manifestación.
b) acuerdo de partes que precede y sirve de causa a esa contradicción: lo característico es que tal discordancia es querida y acordada por las partes.
c) el ánimo de engañar: de que puede resultar o no perjuicio a terceros o una violación a la ley.

Clasificación:
Simulación absoluta y relativa: artículo 956 “La simulación es absoluta cuando se celebra un acto jurídico que nada tiene de real, y relativa cuando se emplea para dar a un acto jurídico una apariencia que oculta su verdadero carácter”
De acuerdo con el texto legal la doctrina y la jurisprudencia suelen distinguir:
-la simulación absoluta: aquella en que le acto ostensible no oculta un acto real. El acto es pura y total apariencia.
-la simulación relativa: se presenta cuando debajo del acto ostensible existe otro acto diferente que es el realmente querido.

Con mayor precisión:
-simulación relativa típica: en la cual el negocio ostensible tiene una naturaleza distinta a la real (la donación se oculta con la apariencia de la compraventa).
-simulación relativa que afecta uno solo de los elementos sin tocar la naturaleza del negocio.
-la simulación por interposición de personas: se presenta cuando se adquieren o trasmiten derechos para personas ocultas.
Simulación lícita e ilícita: artículo 957 “la simulación no es reprobada por la ley cuando a nadie perjudica ni tiene un fin ilícito”
La simulación es ilícita cuando perjudica a terceros o tiene una finalidad ilícita, no siendo necesario que ese fin se haya consumado.

Diferencia con el fraude, la reserva mental, el negocio fiduciario y la falsedad: la simulación es la realización de una realidad no querida, para ocultar la realización de un acto querido.

Fraude: es la realización querida de un acto vicioso, una realidad hecha viciosamente por las partes para realizar actos prohibidos. Se busca perjudicar a otro agravando su estado de insolencia. Hay un solo acto y ese acto es real. Siempre es ilícito.

Reserva mental: es la simulación sabida por una sola parte, es decir una persona piensa determinada cosa y exterioriza otra.

Negocio fiduciario: es una verdadera simulación. La palabra fiducia significa fe. Los actos fiduciarios significan siempre el exceso del medio para el logro del fin querido. Es la utilización de un medio fuerte, para lograr un fin más débil.

Falsedad: es el ocultamiento de una realidad. Puede ser material (la alteración física de la realidad), e intelectual (se relaciona con la ideología), es una simulación ilícita para dañar a un tercero.

4) Acción de simulación. Noción y efectos. Acción ejercitable por los terceros ajenos al acto. Medio de prueba: el contradocumento. Consecuencias de la declaración de simulación. Prescripción de la acción.

Acción de simulación entre las partes del negocio: esta acción ha de entablarse cuando alguna de ellas pretende hacerse fuerte en la apariencia creada.
Esta acción debe admitirse entre las partes si con ella no se persiguiera la consumación del acto ilícito que encierra la simulación.
Artículo 959: [Los que hubieren simulado un acto con el fin de violar las leyes o de perjudicar a un tercero, no pueden ejercer acción alguna el uno contra el otro, sobre la simulación, salvo que la acción tenga por objeto dejar sin efecto el acto y las partes no puedan obtener ningún beneficio de la anulación.] (Texto según ley 17.711.)

Prueba de la acción de simulación entre partes: Generalmente esta prueba de simulación se hace a través de contradocumento.
Contradocumento es el instrumento público o privado otorgado por las partes o el beneficiario del acto simulado, normalmente destinado a quedar secreto, en el que se declara el verdadero contenido o carácter del acto y tendiente a restablecer la realidad de las cosas.
Requisitos que debe reunir:
-ser otorgado por las partes del negocio o beneficiario de la simulación.
-referirse fatalmente al acto simulado.
-tener simultaneidad intelectual del acto. Es decir que no necesariamente debe ser absolutamente contemporáneo con el negocio simulado.

La ley 17.711 reformó la ultima arte del artículo 960 [Sólo podrá prescindirse del contradocumento para admitir la acción, si mediaran circunstancias que hagan inequívoca la existencia de la simulación.].
De acuerdo con el nuevo texto: la ley exige contradocumento “en principio”, el contradocumento es requisito de procedencia no de procedibilidad, sin contradocumento se presume sinceridad del acto, quien acciona por simulación, sin contradocumento, debe primero acreditar que se encuentra en algunas de las situaciones en que se justifica la no exhibición del mismo.
Se denomina causa simulandi las razones que las partes pudieron tener para simular un negocio jurídico.
Esta causa no es un requisito de la simulación.

Prescripción de la acción: el Código no contenía ninguna disposición, por eso la ley 17.711 agregó un párrafo al artículo 4030 que expresa: [Prescribe a los dos años la acción para dejar sin efecto entre las partes un acto simulado, sea la simulación absoluta o relativa. El plazo se computará desde que el aparente titular del derecho hubiere intentado desconocer la simulación.]

5) Acción de simulación ejercitable por los terceros ajenos. Condiciones de procedencia. Sujeto activo y pasivo de la misma. Efectos. Prescripción de la acción. Su eventual acumulación con la acción revocatoria.

Normalmente la simulación tiende a defraudar la ley o a privar de derecho a un tercero. De allí que quien es ajeno al acto simulado, pero sufre de alguna manera sus efectos, está legitimado para demandar la nulidad del mismo.
Tienen legitimación todos aquellos que tengan un derecho actual o eventual, bastando con que el acto impugnado entrañe un peligro de hacer perder un derecho o de no poder utilizar una facultad legal.
Legitimación pasiva: en los juicios de simulación resulta obligatorio constituir un litisconsorcio pasivo con todos aquellos que hayan participado del negocio atacado, aunque se admite que uno de sus intervinientes participe en el proceso por vía de la citación de terceros. Los terceros no pueden presentar una prueba directa de la simulación. La jurisprudencia y la doctrina nacional admiten prueba de presunciones. Estas pueden ser legales o de hecho.

Efectos: la sentencia que hace lugar a la simulación debe declarar la nulidad del acto aparente.
Efectos frente a terceros: todos los terceros se benefician con la declaración del acto simulado, aun aquellos que, expresa o tácitamente, hayan manifestado su voluntad de no impugnarlo.

Prescripción de la acción frente a terceros: la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal ha resuelto, en fallo plenario, que: “el plazo bienal de la prescripción es aplicable también a terceros”
El plazo de la prescripción comienza a computarse desde que el tercero ha tomado conocimiento de la existencia de la simulación en forma real, y no meramente hipotética o conjetural, siempre y cuando tenga legitimación a ese momento.
Por supuesto que la acción es imprescriptible si la nulidad del acto es absoluta.

6) Fraude. Concepto. El fraude a la ley y el fraude como vicio de la voluntad.
La palabra fraude puede resultar equívoca.
En un primer sentido, el término fraude se utiliza como engaño y, como tal, es sinónimo de dolo. En una segunda acepción, el fraude identifica a uno de los vicios típicos de los actos jurídicos, es denominado fraude a los hacedores.
También se utiliza el término fraude para individualizar a la burla de la ley efectuada mediante el respeto de su letra, pero con violación de su finalidad o espíritu.

Fraude a la ley: es una tensión entre el negocio jurídico, fundado en la autonomía privada, y el ordenamiento jurídico concebido como un todo , del que deriva la sanción hacia el negocio jurídico cuya finalidad se considere contradictoria con ese ordenamiento jurídico concebido como una globalidad única .
El fraude a la ley se examina dentro de la temática del negocio jurídico, cuya presencia puede dar lugar a la nulidad del mismo.

*Denominamos actos en fraude a la ley a los negocios jurídicos aparentemente lícitos, por realizarse al amparo de una determinada ley vigente (ley de cobertura), pero que persiguen la obtención de un resultado análogo o equivalente al prohibido por otra norma imperativa (ley defraudada).
Elementos del negocio en fraude a la ley:
-negocio jurídico formalmente lícito al amparo de una norma de cobertura.
-existencia de una ley imperativa que veda un resultado análogo, es decir, que para que proceda la sanción contra el acto en fraude a la ley, es necesario hacer de la ley imperativa una interpretación extensiva y finalista y una interpretación estricta de la ley de cobertura.
-intención de defraudar la ley imperativa, aquí la doctrina está dividida gran parte de la doctrina predica que es necesario que las partes del negocio hayan querido violar la ley defraudada, otros consideran que es suficiente con una vulneración objetiva de los fines de la norma imperativa, sin que sea necesario ningún elemento subjetivo.

Fraude a los acreedores: da lugar a una serie de acciones destinadas a la recomposición del patrimonio del deudor, de las cuales la más estudiada por los civitas es la acción revocatoria o paulatina.

7) Acción revocatoria o paulatina. Noción y efecto. Naturaleza. Requisitos para el ejercicio de la acción: generales y adicionales. Contra quienes se dirige. La acción revocatoria y los sub-adquirientes. Otros terceros. Prescripción de la acción.
Acción revocatoria o paulatina: esta acción se llama así por haber sido originalmente perfilada por el pretor Paulo. También se denomina acción revocatoria, aunque en el derecho moderno no tiende a la “revocación” de los actos del deudor, sino a la declaración de su imposibilidad a los acreedores que la han intentado, y en la medida del interés de estos.
Ella constituyó un conjunto de medidas destinadas a la integración del patrimonio del deudor falente.

Requisitos de procedencia: artículo 962: “para ejercer esta acción es preciso:
1)- que el deudor se halle en estado de insolvencia. Este estado se presume desde que se encuentra fallido;
2)-que el perjuicio de los acreedores resulte del acto mismo del deudor, o que antes ya se hallase insolvente;
3)-que el crédito, en virtud del cual se intenta acción, sea de una fecha anterior al acto del deudor”
1. Que el deudor se halle en estado de insolvencia. Este estado se presume desde que se encuentra fallido.
2. Que el perjuicio de los acreedores resulte del acto mismo del deudor, o que antes ya se hallase insolvente.
3. Que el crédito, en virtud del cual se intenta acción, sea de una fecha anterior al acto del deudor”
Si el negocio es a título oneroso, es preciso para la revocación…, que el deudor haya querido por ese medio defraudar a sus acreedores, y que el tercero con el cual ha contratado, haya sido cómplice en el fraude.
En cambio, si el negocio es gratuito, puede ser revocado (…) aun cuando aquel a quien sus bienes hubiesen pasado, ignorarse la insolvencia del deudor.

La doctrina suele sistematizar los recaudos de procedencia de la acción revocatoria, manifestando que ellos son:
-que el crédito de quien la intenta sea de fecha anterior al negocio jurídico impugnado.
-que haya causado un perjuicio a los acreedores (consistente en haber provocado o agravado la insolvencia del deudor, o haber violado la regla de igualdad).
-si el negocio ha sido a título oneroso, es preciso que haya mediado fraude del deudor y complicidad del acreedor.

Legitimados activos: el artículo 961 dice: “todo acreedor quirografario puede demandar la revocación de los actos celebrados por el deudor en perjuicio o en fraude de sus derechos”
Legitimados pasivos: sub-adquirientes: el artículo 970 dice: “ si la persona a favor de la cual el decidor hubiese otorgado un acto perjudicial a sus acreedores, hubiere trasmitido a otro los derechos que de él hubiese adquirido, la acción de los acreedores solo será admisible, cuando la transmisión de los derechos se haya verificado por un título gratuito. Si fuese por título oneroso, solo en el caso que el adquiriente hubiese sido cómplice en el fraude”

Prescripción de la acción: la jurisprudencia fijada en casos ya muy antiguos, se ha inclinado por sostener que el plazo de prescripción se computa desde el día en que se realizó el acto impugnado, si el acreedor pretende que lo conoció con posterioridad, le incumbe la carga de la prueba.

Cool Efectos de la acción revocatoria. Semejanzas y diferencias con la acción de simulación ejercida por los acreedores. Acumulación de ambas. Distinción con la acción subrogatoria.
La acción revocatoria no persigue la anulación del negocio jurídico actuado por el deudor, sino exclusivamente la declaración de ser inoponible al acreedor o acreedores que han ejercido la acción. El mismo efecto persigue la acción de la declaración de ineficacia del derecho concursal.

Comparación con la acción de simulación:
-la acción de simulación pretende anular un acto ostensiblemente simulado para que éste no produzca sus efectos, y sí lo haga el acto real, si lo hay, o no haya efecto alguno si se trata de simulación absoluta. La acción revocatoria se dirige siempre contra un acto real, pero perjudicial.
-la acción de simulación persigue la nulidad de un negocio jurídico. La acción revocatoria pretende la declaración de in-oponibilidad.
-la acción de simulación, al anular u negocio, beneficia por igual a todos los acreedores. La revocatoria del derecho civil beneficia solo a los acreedores que la han intentado, y en la medida de sus créditos.
-no son recaudos de la acción de simulación que el crédito de quien la intenta sea de fecha anterior al acto, ni que el acto haya provocado o agravado la insolvencia.
-los plazos de prescripción son distintos.
Ambas acciones pueden ejercerse acumuladamente.
Contra quienes se dirige:

Los acreedores quirografarios son en principio los que pueden ejercer la acción revocatoria.














Acción de simulación Acción de revocatorio(fraude)
*Voluntad objetiva *Engañar a terceros *Perjudicar a terceros provocando o agravando su estado de insolvencia
*acto *anulable *valido
*sentencia

-efecto


*beneficio *Declara la nulidad del acto
-todo vuelve a su estado original

*a todos los acreedores por igual *Declara la in-oponibilidad del acto
-que el acreedor que acciono cobre. Las cosas no vuelven atrás

*solo el acreedor que accionó
*crédito *la acción no debe ser anterior al crédito *el crédito de quien lo intenta debe ser anterior al mismo
*prescripción *dos años contados desde que se entero el acreedor * un año contado desde el día en que el acto tuvo lugar


























BOLILLA XIX – Ineficacia y nulidad de los actos jurídicos

1) Ineficacia de los actos jurídicos. Distintas causales. Análisis.

En sentido jurídico, la ineficacia es, genéricamente, privación o disminución de los efectos propios del negocio jurídico, vale decir, de los efectos que las partes persiguen de manera inmediata al otorgarlo. Ello como principio.
La ineficacia jurídica o impide que el acto produzca otros efectos dispuestos por la ley, aunque no deseados por las partes. Así, en materia de nulidades, el artículo 1056 dispone: “los actos anulados, aunque no produzcan los efectos de actos jurídicos, producen sin embargo, los efectos de los actos ilícitos, o de los hechos en general, cuyas consecuencias deben ser reparadas”

Tipos: podemos distinguir aquellas causales de ineficacia que provienen de vicios existentes en el momento mismo de la formación del negocio jurídico y que atañen a su estructura, es decir, que se localizan dentro del mismo; por el otro se encuentran aquellos casos de ineficacia que adquieren relevancia con posterioridad a la celebración del acto y en virtud de causas que se hallan fuera de su estructura.
Es por ello, que la adoctrina más moderna suele contraponer, con distintos denominaciones dos categorías de ineficacia:
1 ineficacia estructural y funcional: cuando la privación de los efectos propios de un negocio jurídico se produce por defectos en su estructura y existentes desde el momento mismo de celebrarse el acto, se habla de ineficacia estructural.
Se habla de ineficacia funcional cuando ella se causa en circunstancia extrínsecas a la estructura del negocio y sobrevivientes a su constitución, que inciden sobre los efectos del negocio, de tal modo, que mantenerlo conduciría a obtener un resultado contrario a derecho, o a los fines o intereses prácticos de los sujetos del negocio.
1 ineficacia en sentido amplio: comprende todos los supuestos en los cuales el acto queda privado de sus efectos típicos, sea por una causa estructural, sea por un causa aparecida en la etapa funcional.
2 Ineficacia en sentido estricto: comprende solo los casos de negocio jurídicos válidos que, por causas no originarias o estructurales, sino por obstáculos extrínsecos, no producen los efectos perseguidos con su realización.

2) Nulidad. Concepto y caracteres. Comparación con la in-oponibilidad. Teoría del acto inexistente. Distinción. Casos.

La nulidad es una sanción legal que priva a un acto jurídico de sus efectos propios o normales, por adolecer de efectos originarios, orgánicos y esenciales, a través del proceso de impugnación y declaración.

Caracteres:
-la nulidad es una sanción: la doctrina mayoritaria considera que la nulidad tiene naturaleza de sanción. Esa sanción consiste en la privación de los efectos propios del acto jurídico defectuoso.
-de carácter legal: la sanción de nulidad sólo puede ser establecida por la ley.
-es calificación del negocio jurídico: la nulidad es un concepto exclusivamente referido a los negocios jurídicos, que son aquellos que producen efectos propios queridos por las partes. No hay pues nulidad de los actos ilícito, ni de los hechos jurídicos ni de los simples actos voluntarios.
-aniquilación de los efectos propios del acto: la nulidad priva al acto jurídico de sus efectos propios o normales; éstos son los que las partes se propusieron lograr cuando celebraron el acto.
-por defectos originarios, orgánicos y esenciales: la nulidad es una ineficacia determinada por defectos del negocio.
Estos efectos consisten en la falta de algún requisito que conforme a la ley debe estar presente en el acto al celebrarse.
-a través de un proceso de impugnación o declaración: para pasar del acto defectuoso al acto ineficaz, hay un proceso que va del defecto a la impugnación a la declaración que da estado a la nulidad.




Es decir que o se ponen de acuerdo en dejar sin efecto el acto o se someten a la justicia.

Inoponibilidad: la in-oponibilidad es un supuesto de ineficacia establecido por la ley, que priva a un negocio válido y eficaz entre las partes, de sus efectos respecto de determinados terceros a quienes la ley dirige su protección, permitiéndoles ignorar la existencia del negocio e impidiendo a las partes del mismo ejercitar pretensiones jurídicas dirigidas contra el tercero.

Comparación de la in-oponibilidad con la nulidad:
a)- tipo de ineficacia: tanto la nulidad como la in-oponibilidad configuran supuestos de ineficicacia; vale decir, importan la privación o disminución, de los efectos del negocio jurídico. Pero la nulidad propaga una ineficacia estructural y absoluta; en tanto para las partes como para los terceros en general.
b)-relación con la validez: la nulidad se vincula a la invalidez del acto. En la in-oponibilidad no está en juego la validez del negocio; por el contrario, se trata de actos válidos para las partes y para los terceros en general.
c)- Causa de la ineficacia: la causa de la ineficacia es intrínseca o endógena, es decir, está ubicada dentro del negocio mismo. En la in-oponibilidad la causa generatriz se sitúa fuera del negocio en sí.
d)-Momento en el que se constituye el defecto: Los vicios que provocan la nulidad son originarios, existen al momento de celebrarse el acto. La causa que provoca la in-oponibilidad también es originaria, pero a veces, debe complementarse con una circunstancia sobreviniente.
e)-Fuente: tanto la nulidad como la in-oponibilidad son, a nuestro criterio, causales de ineficacia establecidas por la ley.
f)-Modo de ser invocadas: la nulidad como la in-oponibilidad pueden invocarse por vía de acción o excepción.
g)-Prescripción: la acción de nulidad relativa y de oponibilidad son prescriptibles. La acción de nulidad absoluta es imprescriptible.
h)-Renunciabilidad: tanto la nulidad relativa como la in-oponibilidad son renunciables, ya que en ambas está en juego un interés particular.
i)- Legitimados activos: la nulidad puede ser invocada por las partes o terceros .En cambio la in-oponibilidad solo puede ser alegada por los terceros.
j)-Saneamiento: tanto el acto jurídico sujeto a una causal de anulación, como el acto in oponible, pueden tornarse plenamente eficaces.
k)- Efectos: la nulidad, una vez declarada, priva al acto jurídico de sus efectos en relación a todos, o sea frente a las partes y a los terceros; mientras que la in-oponibilidad, como principio, priva al negocio de sus efectos solo respecto de determinados terceros.
La teoría de la inexistencia en el derecho nacional:
En el derecho argentino, salvo en la ley 2393, de matrimonio civil, no se acogió legislativamente la categoría. Así entonces, ante la ausencia de una respuesta normativa, la doctrina ha debatido la aceptación o el rechazo de la categoría de los actos jurídicos inexistentes.
a)-Tesis que la acepta: sostienen, que el acto nulo es un acto jurídico viciado(por motivos que dan lugar a la privación de sus efectos propios). En cambio, el acto inexistente no llega a configurar un acto jurídico, aunque aparente serlo, por ausencia de algún elemento esencial referente al sujeto, al objeto o a la forma.
b)-Tesis que la niega: la opinión negativa se funda en:
- La no aceptación del criterio de adjudicar dos formas de existencia al acto, una material y otra jurídica, pues se ajusta o no a los requisitos que la ley le impone para considerarlo como negocio jurídico;
-La falta de consagración legal de la inexistencia;
-La existencia de nulidades virtuales (Art. 18) hace inútil la tesis de la inexistencia, que se ha desarrollado en Francia en razón de la vigencia del principio de que solo hay nulidades expresas;
-Los caracteres y efectos que se atribuyen al acto inexistente están suficientemente captados en la regulación de la nulidad absoluta;
-La inexistencia matrimonial tiene su ámbito limitado, y no puede expandirse al derecho patrimonial.
3) Clasificación de las nulidades. Criterios clasificatorios.

Nulidad absoluta: el acto procede de un defecto esencial y permanente.
-debe ser declarada de oficio por el juez cuando el defecto aparece manifiesto en el acto nulo.
-puede invocarse por todos los que tengan interés legítimo en hacerlo, excepto el que sabía o debía saber el vicio invalidante.
-puede ser articulada por el Ministerio Público.
-no es susceptible de confirmación.
-la acción es irrenunciable.
-la acción es imprescriptible.

Nulidad relativa: es menos severa, pues el acto al otorgarse padece un vicio que no es absolutamente sustancial y no es perdurable.
-no corresponde que el juez la declare de oficio.
-solo puede invocarse por aquellos en cuyo beneficio ha sido acordada.
-no puede ser invocada por el Ministerio Público.
-el acto viciado puede ser confirmado.
-la acción es renunciable.
-la acción es prescriptible.

Nulidades totales o parciales: en el primer caso todo acto resultará ineficaz, en el segundo, solo la cláusula o disposición viciada.
El artículo 1039 dispone: “La nulidad de un acto jurídico puede ser completa o sólo parcial. La nulidad parcial de una disposición en el acto, no perjudica a las otras disposiciones válidas, siempre que sean separables”
Este artículo estatuye claramente que la posibilidad de invalidar parcialmente un acto depende de que la cláusula, o parte viciada, sea separable.
Actos nulos y actos anulables:

En los primeros el defecto se presenta al magistrado en forma manifiesta y rígida.
Por rígido, entendemos aquel defecto que se presenta fijo, que no es susceptible de grados.
N los anulables, el defecto que padece el acto no es manifiesto para el juzgador y graduable.
El defecto no es manifiesto porque el acto jurídico presenta aparentemente reunidos todos sus requisitos de validez, pero hay un vicio que se encuentra oculto.
Es graduable, o flexible, porque se presenta en el acto jurídico en forma indefinida, fluida.

Efectos de esta clasificación: el artículo 1038 dispone: “La nulidad de un acto es manifiesta, cuando la ley expresamente lo ha declarado nulo, o le ha impuesto la pena de nulidad. Actos tales se reputan nulos aunque su nulidad no haya sido juzgada”
Por su parte el artículo 1046 establece con relación a los actos anulables que “(…) se reputan válidos mientras no sean anulados y sólo se tendrán por nulos desde el día de la sentencia que las anulase”
En el régimen originario del Código Civil distinción entre actos nulos y anulables tenía eficacia práctica, en punto a los efectos del acto anulado respecto de los derechos adquiridos por terceros. Así, se sostenía que si el tercero había adquirido derechos sobre inmuebles trasmitidos a su enajenante en razón de un acto nulo, debía soportar el efecto de la declaración de nulidad.
Tal distinción ha desaparecido al reformarse en 1968 el artículo 1051, que tutela a los terceros de buena fe que hubiesen adquirido derechos reales o personales sobre inmuebles, fuese el acto nulo o anulable.
La diferencia entre estos actos queda reducida al proceso lógico que realiza el juez.

Nulidades expresas y nulidades implícitas o virtuales:
El artículo 1037 establece que: “Los jueces no pueden declarar otras nulidades de los actos jurídicos que las que en este Código se establecen”
Este texto ha dividido a la doctrina nacional en punto de la admisión de las nulidades denominadas virtuales o implícitas.


Según la opinión de la mayoría de los autores nacionales nuestro ordenamiento jurídico admite las nulidades virtuales, de manera que la sanción de nulidad puede surgir expresa o implícitamente en la ley.
La jurisprudencia ha optado por aceptar la existencia de otras nulidades además de las que textualmente aparecen en la norma.
Se ha resuelto, que si bien toda nulidad debe fundarse en una disposición legal que la establezca, ello no quiere decir que la sanción deba estar consagrada en términos sacramentales o expresos ya que puede resultar de una prohibición o condición legal.

4) Nulidad manifiesta y no manifiesta. Concepto y diferenciación.

a)- criterio que las distingue de los actos nulos y anulables: esta exposición es minoritaria, insiste en afirmar que no en todo supuesto de acto nulo el vicio
originario del negocio está manifiesto.

b)- criterio que la identifica con los actos nulos y anulables: la mayoría de la doctrina identifica la clasificación de actos nulos o anulables con nulidad manifiesta y no manifiesta.
Se argumenta para ello que lo manifiesto del vicio no reside en su ostensibilidad virtual, y que un acto nulo puede presentarse a los ojos de los terceros o las partes, como válido y eficaz. El vicio ha de ser manifiesto para el juzgador, en el sentido de que le permite subsumir ese vicio en una hipótesis normativa prevista.

Confirmación. Concepto. Actos confirmables. Requisitos sustanciales y formales. Efectos.

El artículo 1059 define a la confirmación como: “(…) el acto jurídico por el cual una persona hace desaparecer los vicios de otro acto que se halla sujeto a una acción de nulidad”
La confirmación es un negocio jurídico unilateral. Así, surge el artículo 1064, según el cual: “La confirmación, sea expresa o tácita, no exige el concurso de la parte a cuyo favor se hace”
De ello se distinguen dos efectos:
-una vez expresada la voluntad de confirmar, ella es irrevocable; o, al menos, no puede ser revocada por razón de la falta de consentimiento de la otra parte.
-la confirmación expresa, otorgada en instrumento privado, no requiere doble ejemplar.

El artículo 1060 dispone: “Los actos nulos o anulables no pueden ser confirmados por las partes que tengan derecho a demandar o alegar la nulidad, antes de haber cesado la incapacidad o vicio de que ella provenía, y no concurriendo ninguna otra que pueda producir la nulidad del acto de confirmación”
Este artículo exige, como primer recaudo de la confirmación, que haya desaparecido la incapacidad o el vicio que afectaba al negocio jurídico. Es que, en caso contrario, el mismo acto de confirmación estaría viciado.

Prueba: la prueba de confirmación incumbe a quien la alega, y para eso podrá valerse de cualquier medio probatorio.
Efectos: el artículo 1065 dispone: “La confirmación tiene efecto retroactivo al día en que tuvo lugar el acto entre vivos, o al día del fallecimiento del disponente en los actos de última voluntad. Este efecto retroactivo no perjudicará los derechos de terceros”

Negocios susceptibles de confirmación:
a)- negocios aquejados de nulidad relativa: según el artículo 1059 se pueden confirmar los negocios jurídicos que padecen un vicio que cause su nulidad relativa. Por ende, no son susceptibles de confirmación los negocios afectados de nulidad absoluta.
b)-actos nulos o anulables: es diferente que el negocio sea nulo o anulable








avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15897
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: VICIOS PROPIOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Mar Sep 23, 2014 10:20 am

Very Happy
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8045
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: VICIOS PROPIOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS

Mensaje por Amalia Lateano el Mar Sep 23, 2014 10:45 pm

Saludos  y besos de ternura.

avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15897
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: VICIOS PROPIOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.