CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
» UNA TARDE CUALQUIERA
Ayer a las 11:40 pm por Inês Marucci

» Después de amarte
Ayer a las 11:28 pm por Inês Marucci

» Exaltación - soneto
Ayer a las 11:22 pm por Inês Marucci

» Poema para AGOS
Ayer a las 10:28 pm por Amalia Lateano

» CONTRAPUNTO CON JULIO G. DEL RÍO EN FACE
Ayer a las 10:15 pm por Amalia Lateano

» Alma en marcha - AviléMan
Ayer a las 10:01 pm por Amalia Lateano

» “A LUIS ESTOICO IN MEMORIAN” (Soneto con estrambote)
Ayer a las 9:54 pm por Amalia Lateano

» Sueño en la tarde
Ayer a las 9:45 pm por Amalia Lateano

» CONTRAPUNTO CON JULIO G. DEL RÍO EN FACE
Ayer a las 4:07 pm por Inês Marucci

Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Palabras claves

hojas  azules  


¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO HUMANO?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO HUMANO?

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Sáb Nov 15, 2014 7:18 am

.
¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO HUMANO?

REFLEXIONES
Ponemos "a dormir" a los animales porque su sufrimiento no tiene sentido. No pueden enfrentar la muerte con fortaleza y entereza. Por lo tanto, nuestra única respuesta posible a su tribulación es ponerle fin a su sufrimiento lo antes posible.
 
La sociedad moderna enfatiza mucho la conveniencia, el confort y el evitar el dolor y las pruebas inevitables de la vida. Cuando algo terrible sucede en nuestro trabajo, en nuestra familia o con nuestra salud, tendemos a enojarnos con Dios o a maldecir nuestra mala suerte, en vez de aprender de nuestra experiencia, adquirir sabiduría, fortaleza y valor ante la vida.

Aún más fundamentalmente, tal parece que hemos olvidado que tenemos un alma inmortal creada a imagen y semejanza de Dios. El alma es lo que nos distingue fundamentalmente del resto del reino animal. Hace medio siglo el Papa Pío XII se preguntaba: "¿No consiste acaso la eutanasia en una falsa compasión que alega evitarle al hombre el sufrimiento purificador y meritorio, no por medio de una ayuda caritativa y loable, sino por medio de la muerte, como si estuviéramos tratando con un animal irracional desprovisto de inmortalidad?" En esta pregunta el Papa estaba resaltando dos grandes propósitos del dolor: la purificación y el mérito.

Cualquiera que haya sufrido mucho dolor durante un período de tiempo se dará cuenta, luego de examinarse interiormente, que ha sido fortalecido por esa experiencia. Se da cuenta de que el dolor no es destructivo, si se sufre durante un tiempo, sino que hace que el hombre se dé cuenta de que tiene la fuerza para vencer los obstáculos y temores que antes parecían ser insalvables. Esto es cierto para todo el mundo, sea la persona cristiana, judía, hindú o atea.

Por supuesto, si el dolor es muy agudo y se sufre durante demasiado tiempo puede destruir al más fuerte. Por eso es que la Iglesia Católica enseña que no es apropiado esperar que todas las personas manifiesten una virtud heroica, y que los analgésicos pueden ser usados, aún en el caso de que causen un estado de lucidez parcial o el aceleramiento de la muerte en algunos casos.

El segundo gran propósito del sufrimiento humano es ganar mérito. La primerísima afirmación de la Carta Apostólica del Papa Juan Pablo II [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] sobre el sentido cristiano del sufrimiento humano resalta la constante enseñanza de la Iglesia sobre esta materia: "Suplo en mi carne -- dice el apóstol San Pablo, indicando el valor salvífico del sufrimiento -- lo que falta a las tribulaciones de Cristo por su cuerpo, que es la Iglesia."

La Declaración sobre la eutanasia del Vaticano nos enseña: "...según la doctrina cristiana, el dolor, sobre todo el de los últimos momentos de la vida, asume un significado particular en el plan salvífico de Dios; en efecto, es una participación en la Pasión de Cristo y una unión con el sacrificio redentor que Él ha ofrecido en obediencia a la voluntad del Padre. No debe pues maravillar si algunos cristianos desean moderar el uso de los analgésicos, para aceptar voluntariamente al menos una parte de sus sufrimientos y asociarse así de modo consciente a los sufrimientos de Cristo crucificado (cf. Mateo 27:34)."

Un cierto grado de dolor al final de la vida nos permite seguir a Cristo hasta la misma cruz. En cierto modo, sería una inconsistencia el que los cristianos estuviesen dispuestos a sufrir ciertos tipos de indignidad e inconveniencias en nombre de Cristo durante varias décadas de su vida, y luego negarse a participar plenamente en el último y más importante sufrimiento de Nuestro Señor en el momento de su muerte.

Esto no significa de ningún modo que tengamos que languidecer en agonía hasta el último momento de nuestra existencia, ya que el dolor mismo puede ser una terrible distracción [para nuestro encuentro con Dios]. Sin embargo, se necesita un equilibrio adecuado durante nuestras últimas horas entre el estar plenamente conscientes de que lo que nos está sucediendo en nuestro camino hacia el Calvario y el grado de dolor que podemos soportar.

Ponemos "a dormir" a los animales porque su sufrimiento no tiene sentido. No pueden enfrentar la muerte con fortaleza y entereza. Por lo tanto, nuestra única respuesta posible a su tribulación es ponerle fin a su sufrimiento lo antes posible.

Lo que los animales necesitan en sus últimos días es que los traten humanitariamente; lo que los seres humanos necesitan en sus últimos días es que lo tratemos humanamente, es decir, como seres humanos dignos de respeto -ofreciéndoles nuestra compañía, dándoles ánimo para mantener su fortaleza y, cuando el dolor es grave, proveyéndoles lo mejor que la medicina puede ofrecer para aliviar su dolor. Pero no podemos tratar a las personas como a los animales, con la inyección lista para "ponerlos a dormir". No, debemos respetar su dimensión espiritual y el plan de Dios para sus vidas.


Esto es lo que la Iglesia nos dice, pero hay una parte muy discutible ¿Dónde se encuentra ese « Un cierto grado de dolor al final de la vida nos permite seguir a Cristo hasta la misma cruz»?
Y otra ¿Existe purificación de los pecados por el dolor?
¿Y se adquiere meritos por el dolor?
El dolor humano puede participar en el seguimiento de Cristo si la persona es creyente, pero son dos dolores distintos, nuestro sufrimiento viene dado por el pecado original  y no redime a nadie y tan siquiera a nosotros mismos, pero el sufrimiento de Cristo en la cruz, fue dado para nuestra salvación siendo inocente de todo pecado.
Si nuestro sufrimiento nos purificara los pecados y nos diera méritos, el cielo estaría lleno de almas, pues casi todos tenemos que sufrir la llegada de la muerte con dolor o físico o espiritual.
Otra  cuestión es que la Iglesia nos ha enseñado que ofrezcamos nuestros sufrimientos a Dios, como si fuese un gran regalo.
Díganme… ¿Es sano regalar sufrimiento a la persona que más amamos? no, no lo es. Si amamos de verdad a la persona que más amamos, le regalaremos lo mejor que hay dentro de nosotros, le daremos nuestra alegría, nuestra ternura, los mejores pensamientos y obras.
Dios sabe todo lo que pasa en nuestro interior, pero no busca nuestro dolor, sino nuestro amor.
La gloria de Dios es que el hombre sea feliz y en el sufrimiento solo desea que la aceptemos con paz, que él nos dará la fuerza para soportarlo. Si tenemos esta actitud frente al sufrimiento, ya es una obra y como tal cuenta para el perdón, pero nunca el sufrimiento por si.
 
 
Fuentes: 1. Alocución del Papa Pío XII al Congreso de la Unión Internacional de Ligas de Mujeres Católicas, Roma, Italia, 11 de septiembre de 1947. 2. Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe. Declaración sobre la eutanasia, 5 de mayo de 1980. Sección III, "El cristiano ante el sufrimiento y el uso de los analgésicos".
 

Sor. Cecilia Codina Masachs
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8052
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO HUMANO?

Mensaje por Amalia Lateano el Jue Dic 04, 2014 10:58 am

Estimada Sor Cecilia:

Que Dios te bendiga siempre.

FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO AÑO NUEVO

CUANTO AMOR
TERNURA Y DELICADEZA EN ESTE TRABAJO...
RUEGO A NUESTRO DIOS...QUE TUS DESEOS SEAN CUMPLIDOS,
QUE TUS POBREZAS SEAN RIQUEZAS
Y QUE EL
AMOR JAMAS TE FALTE...

DIOS TE BENDIGA SIEMPRE Y CUIDE CON TODO SU AMOR....


"TIEMPO DE LUZ Y ESPERANZA
2do. Domingo de Adviento
Jesús nos espera, vayamos a su encuentro"
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO HUMANO?

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Jue Dic 11, 2014 7:54 am

Gracias Amalia. Que nuestro Dios nos vea contentos a pesar de las dificultades.
Un beso de ternura
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8052
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO HUMANO?

Mensaje por Amalia Lateano el Jue Dic 11, 2014 6:04 pm

Estas pruebas son para fortalecernos!!
Saludos y cuidate.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO HUMANO?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.