CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Palabras claves

cruel  tortura  hacer  como  Esta  


ENTRE LUCES Y SOMBRAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ENTRE LUCES Y SOMBRAS

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Dom Feb 08, 2015 3:16 pm

ENTRE LUCES Y SOMBRAS 
CAPITULO I
 
 
 
En el presente estudio, deseamos que sea un filón para profundizar en todas aquellas actitudes que nos apartan de la imagen que Dios Padre misericordioso proyectó en y para nosotros, teniendo como reflejo de su ser en su Hijo amado Jesús.
Ya que todas las cosas concurren en Él, es nuestra intención presentar los aspectos de la vida comunitaria, sin menos cavar la belleza y santidad que en ella se encuentra. Pero es conocido de todos nosotros que vivir en comunidad no es fácil si no hemos intentado conseguir una madurez integral, que nos haga capaces de convivir armoniosamente, amándonos unos a otros como la misma TRINIDAD se ama.
 
¿Qué es lo que nos hará que nos amemos con esa donación y relación amorosa en semejanza del amor Trinitario? ¿La fe, la esperanza o tal vez sólo la caridad? En nuestra vida presente la fe nos hará obrar en la caridad, pero no podemos olvidar que la caridad hará que se perfeccione la fe. Recordemos por ejemplo la fe de Abraham, él se fió  de Dios y eso le valió poseer una gran intimidad con Dios, una gran amistad propia de los amigos que comparten un mismo ser en el amor.
 
Tenemos ya unos puntos de referencia para construir una sólida fraternidad:
 
1.-La fe, es decir confiar en nuestro hermano, puesto que Dios confía en él.
2.-El amor, más aún La caridad, en la que nuestro corazón está dispuesto siempre a ofrecer la amistad de esa caridad que nunca se acaba  Que nunca se cansa de dar
 
Amar nuestro carisma sea del que se trate, amar nuestras raíces, nos hará ahondar en una profunda dimensión de lo que verdaderamente implica ser «Un alma contemplativa consagrada a Dios para la salvación de toda la humanidad.»
 
Trataremos pues exponer este hermoso don que Dios regaló a tantos/as fundadores de institutos u Órdenes religiosas para que a través de su vida fuera para el mundo «La predicación de la gracia»
 
En cierta ocasión un Abad de una abadía francesa, preguntó a uno de sus monjes más jóvenes esta pregunta:
« ¡Fray Leçons dígame con sinceridad!» ¿Puede usted vivir nuestra fraternidad tal como lo reflejan nuestras leyes? El joven serenamente le respondió:
« Mi estimado P. Abad Pierret, usted me hace esta pregunta porque precisamente nuestro monasterio carece de observancia y es difícil para un joven poder vivir lo que prometió al Señor ¿O más bien trata de justificar su ineficacia para hacerla amar y cumplir?»
El Abad, frunció el ceño e insistió:
 ¡Repóngame a lo que le pregunto! ¿Puede o no puede vivir en este monasterio tan mediocre los votos que prometió? El joven viendo que su anciano Abad se impacientaba le contestó:
 «No se trata de un lugar para cumplir mis votos, si no de ser lo que prometí allí donde me encuentre»
Pero analicemos a la luz de Dios estas situaciones para no desesperar, sino más bien darle remedio.»El P Abad sorprendido le preguntó: ¿No le importa ese ambiente tan relajado en que vivimos?
El joven le respondió:
«Si nuestro monasterio es mediocre, naturalmente que me afecta ver algunas situaciones desagradables, pero lo importante P. Abad es que yo no sea causa de entristecer a mis hermanos de comunidad por un mal ejemplo ni al Espíritu Santo que me dio a conocer cómo es el amor de Dios.»
 
Tras esa conversación ficticia del Abad con su fraile, quizás nos podrá ayudar para hacernos algunas preguntas de cómo vivimos cada uno de nosotros «La fraternidad». No se trata de solo «Queremos», sino que se trata más bien  de «Darnos para querernos» que es muy distinto ya que podríamos seguir cuestionarnos otras incógnitas tales como” ¿Me doy o espero siempre que me den antes? Otra pregunta sería....« ¿Me doy por entero o me quedo algo para mí?»
 
Nuestra vocación nos impera a formularnos muchas preguntas de cómo vivimos cotidianamente nuestra consagración cuyo centro es Dios vivido en comunión fraterna. Estas preguntas y tantas otras no son para  dejarlas sin respuestas, ni tan siquiera para hacer un mero estudio de nuestra situación actual, sin vocaciones y con una población religiosa enferma y envejecida. Toda esta situación Dios está esperando nuestra respuesta  para que realmente volvamos a caminar hacia el NORTE ya que en muchos casos nos hemos alejado de él con la excusa que es propio de la “Modernidad hacer toda clase de cambios para estar al día y en consonancia con nuestra sociedad “. Todas estas preguntas son: Para ponernos en acción.
Todos  consagrados a Dios tenemos que tomar una determinada determinación para que nuestra vida sea atrayente, creída y deseada por nuestros jóvenes, ya  que si algo conocen de nosotros no es precisamente por lo general, por haber experimentado ellos o personas próximas a ellos, experiencias positivas de nuestra forma de vida. Por lo tanto, hay que ponerse a trabajar en nuestro proyecto comunitario, que no es otra cosa que «La santidad», término que no está caducado sino más bien poco usado y que quiere expresar la finalidad de toda nuestra vida dedicada enteramente más que a servir al Señor, a Compartir con el Señor nuestra vida regalo y don embellecido por la VOCACIÓN A AMARLE Y HACERLE AMAR.
 
Y para ello no podemos ni debemos consentir que algunas actitudes negativas frenen no sólo nuestra ESPERANZA también la Esperanza de los demás. Sí, no nos podemos permitir el lujo de que nos den las cosas hechas, ni tampoco quedarnos pasivamente con lamentos parecidos a este. « ¡AH esto no tiene solución!». Esta respuesta ya es en sí un auténtico suicidio en nuestra fraternidad, en nuestra MISIÓN.
 
Todos los consagrados estamos cada uno de nosotros entrenados para una Misión. «La contemplación del misterio de amor de la Trinidad», por tanto no puede perder esa visión, mirándose a sí misma, tiene que «Extraviarse» o si mejor lo deseamos expresar, tiene que extasiarse en el OTRO, y desde ese Otro, quedarse en el tú insignificante y en ocasiones poco atractivo de la hermana que tiene al lado todos los días de su vida y que la halla en todas las estancias de la casa. Ese «TÚ», es el que hará que descubramos cómo se nos disfraza Jesús, cómo pasa a cada instante por nuestro lado y nosotras no le sabemos ver porque hemos detenido toda nuestra atención en las imperfecciones de nuestras hermanas en lugar de ver las semejanzas con nuestro Dios. Amar, como Jesús nos ama, es difícil, pero nada imposible.
En la conversación que hemos puesto por ejemplo del Abad con su fraile, hay una pregunta que el joven le hizo y el Abad no respondió:
«O más bien trata de justificar su ineficacia para hacerla amar y cumplir», bien hablaremos más tarde de este tema cuando cuestionemos el tema de «La autoridad»
 
 
 Ahora veamos el desarrollo de tema que deseamos hoy compartir para dar una reflexión a nuestra vida cotidiana de Consagradas a Dios.
 
Tres son las dimensiones de la fraternidad que vamos a tratar en este estudio preliminar.
 
                             A.-Darnos para querernos:
                             B.- Nuestra misión: Testigos del
                             C.-La conversión: Diálogo
 
Seguirá
 

Autor Sor. Cecilia Codina Masachs
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8042
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: ENTRE LUCES Y SOMBRAS

Mensaje por catita el Dom Feb 08, 2015 7:02 pm

1.-La fe, es decir confiar en nuestro hermano, puesto que Dios confía en él.
2.-El amor, más aún La caridad, en la que nuestro corazón está dispuesto siempre a ofrecer la amistad de esa caridad que nunca se acaba Que nunca se cansa de dar
Te felicito por este aporte tan maravillosamente logrado.
Un abrazo y mis cariños!!
avatar
catita
Moderador
Moderador

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 06/08/2012
Edad : 36
Localización : rojas

Volver arriba Ir abajo

Re: ENTRE LUCES Y SOMBRAS

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Mar Feb 10, 2015 9:52 am

Gracias catita, cuesta mucho escribir un libro sobre la vida consagrada, este aún no lo he corregido y os lo comparto como primicia.
Un abrazo
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8042
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: ENTRE LUCES Y SOMBRAS

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.