CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Palabras claves


ENTRE LUCES Y SOMBRAS CAPITULO I

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ENTRE LUCES Y SOMBRAS CAPITULO I

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Dom Feb 15, 2015 2:17 pm

ENTRE LUCES Y SOMBRAS CAPITULO I
 
A.-DARNOS PARA  QUERERNOS.-
 
En los hechos de los apóstoles (4-32, y 5.-1,10) nos cuentan que en la asamblea de los fieles, tenían un solo corazón y una sola alma.
Ya sabemos que todos sus bienes materiales y también los espirituales, eran compartidos y disfrutados por todos, por eso lo primordial entre ellos era compartir la fe para posteriormente darse y entregarse unos a otros como hermanos.
La Iglesia va progresando, las manos de los apóstoles obran milagros. Pero…algo se detiene, queda paralizado cuando se obra con egoísmo. Sí, se rompe la comunión fraterna, este hecho que nos presentan Ananías y Safira, nos puede luminar nuestra vida y ayudarnos a enfrentarnos a nuestra realidad oculta y que de hecho escondemos muchas veces por no tener la confianza de explicar nuestro problema abiertamente a nuestras hermanas de comunidad, que es nuestra familia en la cual se apoya toda la estructura de la fraternidad que se hace «Padre y Madre» para escucharnos y ayudarnos a discernir entre todas la solución a nuestro problema e incluso a poner fin a una tentación, sea del índole que sea, como bien se nos presenta el fatal desenlace de Ananías y Safora.
 
Ellos se burlaron de la comunidad y del ideal evangélico y por ello sufrieron la muerte. Pues bien, algo así sucede o puede sucede en una comunidad cualquiera de religiosas, indistintamente de su carisma, cuando uno o varios miembros no obran con pureza de corazón, «La caridad fraterna enferma e incluso puede morir»
El denominador común suele ser el egoísmo, éste paulatinamente va desmembrando las fuerzas del consagrado, hasta faltar al voto de la «Virginidad»
¿Pero en qué medida y cómo entender esa virginidad?
 
1.-LA DISPONIBILIDAD.-
 
Una de las características de conocer cómo es el estado de «Perfección o Caridad» de una persona o en concreto de una persona consagrada a Dios, son sus actos, sus actitudes y su obediencia entendida dentro de la lógica del amor a Dios y a sus superiores, con una cierta tendencia a saber escuchar lo que sus hermanas de comunidad le proponen realizar en un determinado asunto. Por es necesario que la virginidad esté aflorando constantemente por todos los poros de la piel, no como un sacrificio sino como una ofrenda que a través de ella hace que cuanto se pida realizar, lo haga con entusiasmo y al mismo tiempo saberse que tanto si le piden tal o cual servicio o si no se le pide nada, estará siempre en estado de espera no solo para obedecer-complacer, sino más propiamente corresponde otro término lingüístico más idóneo a lo que queremos ser y hacer porque sabemos que nuestro Dios es amor, a ello todos estamos llamados a ser«Amor». Por tanto la virginidad nos hará ser de Dios en Dios para servir y compartirlo todo con nuestras hermanas y por lo tanto«No existe medida de virginidad, como no la hay en el amor».
Todo aquello que dejamos de ser y hacer, si le ponemos precio o medida, deja de tener valor.
 
Cuando la disponibilidad es omitida, es porque se espera que otra hermana haga el trabajo y se huye de toda responsabilidad moral ya que puede darse el caso que no lo tenga como servicio asignado, no obstante aún viendo la sobrecarga de su hermana, pasa de largo habitualmente. Este comportamiento de huida suele ir unido a otra enfermedad muy dañina en las comunidades que es la pereza. La pereza en realizar un trabajo determinado o de ayuda al servicio de otra hermana, no solo daña la caridad fraterna, sino que además las relaciones con Dios están también apagadas. Es el olvido propio del consagrado que vive en la tibieza, que ya no vibra ante el amor, el sufrimiento de sus hermanas o de la humanidad entera que no ve. En esa tibieza se construye un caparazón donde nadie puede penetrar y hace creer que está pendiente de todo, cuando en realidad sólo está pendiente de aquello que le interesa y  afecta a su persona.
 
2.-DISPONIBILIDAD CONDICIONADA.-
 
Llamamos disponibilidad condicionada, a toda aquella actividad que se realiza en servicios que nos apetecen hacer, sin suponernos un sacrificio sino más bien una complacencia personal.
Con esta actitud se van eludiendo los servicios necesarios comunitarios y un comportamiento de huida a los servicios de la verdadera caridad fraterna…esa que no se ve y que puede aparecer desmesurada actividad procedente generalmente de su egocentrismo
Emerge una disponibilidad que en ocasiones hace sentir una cierta admiración por tal donación, pero si los Superiores son unos buenos observadores podrán corregir con mucho tacto esa desviación de la pauta conductual propia de lo que es un servicio de caridad y no de complacencia únicamente; hay que decir también, que los propios Superiores puedan caer en la trampa de dejar pasar la corrección, porque en definitiva ese o esos servicios que la hermana realiza le resultan  útiles a la comunidad. En ese caso el Superior debería de reflexionar más el daño que se produce a la persona afectada de activismo que el propio bien que puede hacer a la comunidad.
Si tuviésemos que describir los rasgos de su personalidad, diríamos que nos hallamos delante de una persona exigente con los demás y descuidada en exigirse así misma y con enfado, que intenta dominar con sus opiniones a los demás; es irritable y muy nerviosa. Son las típicas personas que suelen intimidar para conseguir lo que desean y realmente son temidas por la mayoría de sus hermanas y ellas/ ellos, prefieren mantener «Una paz», que ceder a sus exigencias y así evitar discusiones.
No es un proceder adecuado intentar mantener una paz que no es paz, porque con ello se hace sufrir a muchas hermanas. Nuestros Superiores, son quienes tienen que hacer valer su caridad y autoridad para no permitir que ninguna hermana sea la que domine e intimide con su mal carácter a toda la comunidad o parte de ella.
El peligro es que muchas veces puede ocurrir y de hecho ocurre, que es el propio Superior el que no es capaz de enfrentarse a esa persona porque también le teme y prefiere tímidamente dejar que se sosiegue la situación por sí sola y en consecuencia al no existir«El servicio de la autoridad», esa hermana conflictiva vive al libre albedrío de sus caprichos o reindivicaciones.
Suele decirse «Que la paz es la ausencia de la guerra», pero es un grave error, guardar silencio y no mantener un diálogo con este tipo de personalidad conflictiva por parte de los Superiores, pues ellos son en sí, tanto o más culpables que aquellas religiosas que siempre salen victoriosas de sus protestas.
 
Es fácil hallarse con esta respuesta…«La vida religiosa es así, toca aguantarse», pero no es cierto, la vida religiosa no es así, la hacemos nosotras así porque en el fondo no sabemos querernos ni sabemos muchas veces dejarnos querer. No nos llamó el Señor a vivir juntas para estar manteniendo luchas intestinales, sino para amarnos como Él nos amó y nos ama y dar a conocer al mundo la salvación que Dios nos da, la gratuidad de vivir en la plenitud del amor ya ahora como perfume y después como gustoso sabor en el Cielo. ¿Por qué nos empeñamos en vivir en el Calvario mientras podríamos intentar vivir en el monte Tabor?
 
Autor Sor. Cecilia Codina Masachs



CONTINUARÁ
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8045
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: ENTRE LUCES Y SOMBRAS CAPITULO I

Mensaje por Elsser10 el Dom Feb 15, 2015 6:03 pm

Hermoso Cecilia,nos das a conocer como es la vida de los hermanos y hermanas que deciden consagrarse a Dios.
Una comunidad que no es fácil como tampoco es fácil la que formamos los que no elegimos ese camino
Existen sentimientos muy internos que pujan por manifestarse y que es necesario reprimir o llegar a dominar
sobre todo cuando es indispensable la obediencia y el silencio.
Gracias por este interesante capitulo y espero el siguiente
Que maravillosa escritora,además de poeta eres !!!
Un cariño
Elsser

avatar
Elsser10
Moderador
Moderador

Mensajes : 1711
Fecha de inscripción : 03/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ENTRE LUCES Y SOMBRAS CAPITULO I

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Lun Feb 16, 2015 8:43 am

Gracias Elsser por leerme estos capítulos que voy escribiendo.
La vida no es fácil ni dentro ni fuera,la vida religiosa está muy deteriorada y donde habríamos de encontrar vivir el evangelio parece que estemos luchando para dominar, someter a los demás a una voluntad que ni de lejos es la de Dios.
Un gran abrazo
Very Happy
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8045
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: ENTRE LUCES Y SOMBRAS CAPITULO I

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.