CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
» UNA TARDE CUALQUIERA
Ayer a las 11:40 pm por Inês Marucci

» Después de amarte
Ayer a las 11:28 pm por Inês Marucci

» Exaltación - soneto
Ayer a las 11:22 pm por Inês Marucci

» Poema para AGOS
Ayer a las 10:28 pm por Amalia Lateano

» CONTRAPUNTO CON JULIO G. DEL RÍO EN FACE
Ayer a las 10:15 pm por Amalia Lateano

» Alma en marcha - AviléMan
Ayer a las 10:01 pm por Amalia Lateano

» “A LUIS ESTOICO IN MEMORIAN” (Soneto con estrambote)
Ayer a las 9:54 pm por Amalia Lateano

» Sueño en la tarde
Ayer a las 9:45 pm por Amalia Lateano

» CONTRAPUNTO CON JULIO G. DEL RÍO EN FACE
Ayer a las 4:07 pm por Inês Marucci

Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Palabras claves

azules  hojas  


LA OSCURIDAD

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA OSCURIDAD

Mensaje por Amalia Lateano el Miér Dic 26, 2012 8:42 pm


LA OSCURIDAD

CUENTO
De Amalia Lateano

Así hablaban los principales diarios del país sobre la Ciudad de Rojas:

v
“Mantiénese sobre la Ciudad de Rojas la situación de intranquilidad
pública. Llegó el Juez del Crimen de San Nicolás para investigar los
sucesos del jueves. Telegramas al Presidente y al Gobernador”.

LA PRENSA (1940)

v “A pesar de la escasez de alimentos sigue con toda firmeza el paro en Rojas”.

CRITICA (1940)

v “Se suspenderá la venta de alimentos en Rojas. La ciudad está a oscuras. Se produjeron nuevos incidentes...”

LA VANGUARDIA
( 1940)


Pero
sí, amigo, alguna vez habrá oído hablar del Benjamín Flamel. Era ese
tipo medio brujo que vivía al lado del barcito de don Cosme...
¡Claro!...No, a lo mejor... no lo oyó nombrar nunca... Han pasado tantos
años... más de...
Por otra parte, ¿ quién quiere recordar a Benjamín Flamel?...
Eso
es, como le iba diciendo, el tipo apareció una tarde en “ la Galerita”,
el colectivo del tano De Gulielmo, y se arrimó al barcito preguntando
por el Dr. Muruzábal, único abogado del pueblo. Me acuerdo que lo
miramos con sorna. En aquellos tiempos no se usaban esos moditos raros
en los hombres... ¿ Ud. me entiende, no?...
Bueno, el propio Dr. No aguantaba la risa apoyado en el estaño cuando le preguntó qué deseaba...
Entre nosotros, le confieso que las bromas y las risas se fueron apagando cuando dijo ser el heredero de doña Paulina Baños.
Por respeto, ¿ sabe?...Doña Paulina había sido la benefactora de cuanta obra de bien se emprendía en el pueblo.
Le
digo esto para que entienda por qué desde ese momento lo aceptamos sin
reparos, Como a un vecino más. Hasta venía al bar y se juntaba con los
otros amigos. Sí. Siempre callado.
Lo que le voy a contar lo tenía medio olvidado: pero Ud. me pide una historia de Rojas y... me acordé de Benjamín Flamel...
El tiempo fluye de distinta manera para nosotros... los de antes...
Nosotros vivimos de recuerdos, de fantasmas, de sombras...
En ese entonces yo era un mozo distinguido y elegante y no, este viejo charlatán y borracho que Ud. ve ahora...
Habíamos
formado con algunos vecinos la Junta Vecinal que tenía como objetivo
luchar contra el “trust” eléctrico para imponer una auténtica
Cooperativa.
Entre las medidas principales propusimos una huelga de
consumidores de luz. Hecho que se cumplió por propia voluntad de los
vecinos, por consenso unánime, como se dice ahora.
Sepa que cuando
caía el sol todos los comercios bajaban las persianas. Las casas de
familia se alumbraban a queroseno o con velas. Fue una total huelga de
oscuridad...
Claro que había algunos casos aislados. Como el de Benjamín Flamel.
Como le dije, vivía al lado del bar de don Cosme y, desde la primera noche, se destacó su casa por estar profusamente iluminada.
Parecía estar encendida.
Para
que me entiéndale voy a explicar. Alrededor de la medianoche se
iluminaba una ventana, y luego otra, y otra, y otra más, tanto de la
planta baja como del primer piso, donde estaban los dormitorios.
Resplandecía
entre las sombras brillando con un halo de irrealidad y lejanía, como
si flotara en una niebla ígnea que desdibujaba con sus destellos los
contornos de la casa.
Mire mocito, durante el tiempo que vivió Flamel
allí, las puertas y todas las ventanas permanecieron cerradas. Incluso
las persianas.
Y noche a noche se repetía el suceso. Nadie le dio importancia al principio pero cuando se organizó la huelga la cosa cambió.
Si hasta lo acusamos de oficialista y le apedreamos la casa.
Recuerdo
que fue el 22 de febrero, salimos en manifestación desde el club
Progreso alrededor de las tres de la madrugada, con el propósito de
barrer con los focos de la Avenida de Mayo, la principal, munidos con
toda clase de proyectiles, cuando a Muruzábal se le ocurrió darle una
lección al insoportable puto de Flamel. Hasta allí fuimos gritando
contra los dirigentes y sus secuaces.
Nos ubicamos en distintas posiciones, para abarcar todo el frente de la casona.
Y
a una orden de Muruzábal la emprendimos contra las ventanas alumbradas,
insultándolo al dueño y provocándolo para que saliera... si era
hombre...
Como el tipo no daba la cara ni amenguaba la iluminación decidimos echar la puerta abajo y romperle el alma.
Y
eso hicimos, muchacho. La puerta cedió a los empellones y pudimos
entrar. Yo estaba a la izquierda de la columna. Entre los primeros.
Encontramos
a Flamel en lo que sería el comedor, vestido de riguroso negro y con
una camisa que parecía brillar. Parado frente a la mesa.
Fue verlo y
sentir un frío de los mil demonios, punzante, como si de pronto se
hubiesen abierto todas las ventanas y fuera invierno.
En ese preciso
instante oímos un chillido, y una risa abominable y Flamel echó a correr
por un largo pasillo que daba al patio del fondo. A medida que se
alejaba la casa se iba oscureciendo. En un momento pensé en correr para
alcanzarlo pero las piernas no me respondieron.
Todo se había trastocado.
Estábamos sumergidos en un pozo de sombra. En un antiguo cenote, húmedo y profundo.
Algunos
encendieron las linternas. Todo fue inútil. No lo encontramos.Nos había
tomado el pelo. Se había escapado. ¡Se había burlado de todos
nosotros!.
Nos reunimos en el bar para tomar una ginebra y otros un coñac. Estábamos profundamente indignados.
Entonces no sé a quien se le ocurrió la idea, y planeamos vengarnos del payaso de Flamel.
Me
toco a mí subir al techo del bar, y de ahí saltar a la casona del loco,
llevaba los guantes y las tijeras para cortarle los cables de la
electricidad.
Pero fue en vano.
Nunca había hecho la conexión.


AMALIA
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: LA OSCURIDAD

Mensaje por JUANA PÉREZ DE ALTAMIRA el Sáb Dic 29, 2012 12:15 pm

Amalia:
Los hechos son algunos reales...
Me ha gustado mucho.

Excelente narración desde el principio al final
Felicitaciones.

Juana
avatar
JUANA PÉREZ DE ALTAMIRA
Co-moderador general
Co-moderador general

Mensajes : 688
Fecha de inscripción : 06/08/2012
Edad : 57
Localización : Chacabuco

Volver arriba Ir abajo

Re: LA OSCURIDAD

Mensaje por Amalia Lateano el Sáb Dic 29, 2012 10:36 pm

JUANA PÉREZ DE ALTAMIRA escribió:Amalia:
Los hechos son algunos reales...
Me ha gustado mucho.

Excelente narración desde el principio al final
Felicitaciones.

Juana
Mil Gracias mi querida Juanita.
Un saludo pleno de buenos deseos.

Amalia
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: LA OSCURIDAD

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.