CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Palabras claves

azules  hojas  


Ante la Muerte¿cómo se elabora el Duelo?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ante la Muerte¿cómo se elabora el Duelo?

Mensaje por Amalia Lateano el Mar Ago 21, 2012 10:12 pm


Introducción
Hablar de duelo es hablar de pérdida, en el sentido global de la palabra, como lo dice Freud "El duelo es, por lo general, la reacción a la pérdida de un ser amado o de una abstracción equivalente: la patria, la libertad, el ideal, etc." Pág. 2. Aunque él mismo aclara más adelante que "Es también notar que el duelo no es un estado patológico y no se debe someter al sujeto a un tratamiento médico, aunque se trata de un estado que le impone considerables desviaciones de su conducta normal. Confiamos que al cavo de un tiempo desaparecerá por sí solo y juzgaremos inadecuado e incluso perjudicial perturbarlo" Ibíd. Lo que quiere decir que la sensación de duelo, es un sentimiento vivido en cualquier persona a lo largo de su recorrido de su existencia.
Aunque en el anterior párrafo se habla de que el duelo también es una abstracción de muchas cosas que conciernen a nuestra vida y que sin embargo no tiene que ver con la muerte, este trabajo busca de manera muy somera tratar de sumergirse en el estado emocional en donde se conjugan una cantidad de emociones y expresiones hacia una realidad cruda de la muerte de un allegado o ser querido.
Se desarrollará todo un proceso teórico en donde se comenzará por conocer las diferentes perdidas que desencadenan en duelo, puesto que es diferente perder a un hijo, que perder a un amigo lejano; posteriormente se referirá las implicaciones que trae el duelo; seguido de hablar de quince pasos para superar el duelo; posteriormente por el papel que debe desempeñar el ministro en el duelo; claro que no se debe pasar por alto la forma en que se debe proceder con la persona que está dolida; Para acercarnos al fin se hablará de lo que se debe decir y no decir en un duelo; para terminar hablaremos de las conclusiones generales dónde han llegado los autores de este trabajo.
Marco teórico
Pérdidas que desencadenan en Duelo
Según Freud 2008 y de una manera muy Psicológica muestra al duelo en las siguientes palabras cuando una persona se enfrenta a la realidad de que un ser allegado ya no está con él:
El examen de la realidad ha mostrado que el objeto amado no existe ya y demanda que la libido abandone todas sus ligaduras con el mismo. Contra esta demanda surge una oposición naturalísima, pues sabemos que el hombre no abandona gustoso ninguna de las posiciones de su libido, aun cuando les haya encontrado ya una sustitución. Pág 3
Son desde el punto de vista de la psicología, del duelo se puede resumir, como un proceso de "adaptación a una experiencia que implica la modificaciones de parámetros de procesos emocionales y del conocimiento" Ibíd.
Toda persona en algún momento ha enfrentado el duelo, pero existen factores que determinan que unos sean más dolorosos que otros y esto es directamente relacionado con la carga emocional que la persona recargaba hacia quien ahora ya no está presente.
Aunque una pérdida, en términos generales es una pérdida, y no más, todas manifiestan una intensidad diferente de dolor en cada individuo. Por esto se divide en los siguientes puntos subsecuentes.
Pérdida de un ser querido
En el sitio web de la doctora Talavera 2008 se encuentra este enlace en donde dice con respecto a la pérdida un ser querido cercano:
En las pocas horas o días que siguen al fallecimiento de un pariente cercano o de un amigo, la mayoría de los afectados se sienten simplemente aturdidos o confundidos ya que no se llegan a creer lo que realmente ha ocurrido. Esta sensación puede tener lugar a pesar de que el fallecimiento hubiera sido esperado. Este entumecimiento o adormecimiento emocional puede ser de ayuda a la hora de afrontar los importantes cometidos que hay que llevar a cabo tras el fallecimiento, tales como el contactar con los demás parientes y la organización del funeral. Sin embargo, esta sensación de irrealidad puede llegar a ser un problema si persiste durante mucho tiempo. El ver el cuerpo del fallecido puede ser, para algunos, la forma de empezar a superar esta fase. De forma similar, para algunas personas, el funeral es una ocasión en la que se empieza a afrontar la realidad de lo acontecido. El ver el cuerpo del difunto o el atender al funeral puede llegar a ser muy doloroso, pero son las únicas formas de que disponemos para decir adiós a aquellos que hemos amado. Estas actividades pueden parecer tan dolorosas que puede surgir la tentación de no afrontarlas, aunque con frecuencia esto conduce en el futuro a una sensación de profundo disgusto. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
La Perdida de un familiar puede ser, de acuerdo con la calidad de comunicación de los dolientes con el difunto muy, pero muy doloroso, para algunos, pero también para otros de cierta manera menos doloroso, esto depende de la calidad de la comunicación del difunto con su alrededor.

Otro factor que se debe de resaltar es que como familia, en el duelo es enfrentado en la mayoría de los casos por un grupo de personas, que comparten vínculos afectivos estrechos entre sí. Dentro de la perdida de un ser querido, se logra adicionar a este nivel la perdida de un hermano, de un hijo, de un padre, de un familiar prurigeneracional, por ejemplo un bisabuelo, abuelo, tío segundo, y en algunos casos la de amigos que se relacionan como hermanos, etc.
Perdida de un ser allegado.
Aquí implica los mismos sentimientos de duelo, pero ya esos sentimientos y procesos adaptativos no son tan perjudiciales a la vida de las personas. Se simpatiza con la muerte de un familiar de un amigo lejano, o con la perdida de un empleado de la fabrica en dónde se labora, o simplemente la muerte de un familiar lejano de la esposa. En este tipo de duelo no necesariamente cave la palabra de duelo y no se identifica como tal, ya que no se experimentan los síntomas o sentimientos del mismo; si no que se puede interpretar como un sentimiento de empatía y o acompañamiento.
La doctora Pilar Varela menciona en la columna de la revista "Muy Historia" de España que " El sentimiento de dolor y arrepentimiento son menos sentidos cuando más impersonal y alejados se vive el suceso" pág. 32. Es aquí en donde el sentimiento de duelo pude manifestarse de manera comunitaria, pero no de la misma intensidad tras la muerte de un líder religioso o político, o en la perdida de una figura del deporte nacional, o bien en el suceso lamentable manifestado por la difusión de un canal noticioso.
Estos sentimientos despiertan en algunas ocasiones reacciones públicas como protestas, que buscan de cierta manera producir un rechazo e ir en pro de un objetivo específico de una comunidad indignada.
Implicaciones del duelo
El duelo siempre trae con sigo un poco de implicaciones que como menciona Freud son una "adaptación a una experiencia que implica la modificaciones de parámetros de procesos emocionales y del conocimiento" Ibíd. por no decir que cambian la conducta de una persona, es por esto interesante notar que una persona puede a raíz de la superación de una crisis como el duelo adoptar ciertos cambios que son notables en su conducta y que son el resultado de la nueva adaptación a esa perdida.
Vargas (2008) habla de algo conocido como duelo anticipado:
El duelo no siempre es consecutivo al fallecimiento. En múltiples casos el carácter previsible de la muerte del ser querido, provoca una reacción emocional que se denomina "duelo anticipado". Esta situación puede atenuar el choque emocional frente al deceso y facilitar la resolución del duelo posterior o bien estrechar la relación entre el moribundo y el doliente intensificando el posterior sentimiento de pérdida y complicando la correctaevolución. Pág. 3
Implicaciones en la personalidad de individuo dolido.
También la misma autora Vargas (2008) habla lo concerniente a cuánto se debe tomar el valor del significado de una perdida para alguien que enfrenta en Duelo.
Todas las personas que sufren pérdidas afectivas atraviesan un proceso de duelo y es inevitable sentir tristeza ante semejante acontecimiento. En el duelo la pérdida es real, o sea que se pierde un objeto del mundo externo y se sabe cual es, la persona comienza con conductas anormales (no patológicas), que supera con el paso del tiempo. Hay una menor productividad y el mundo queda pobre y vacío. Pág. 3
La personalidad de los individuos más afectados por el duelo tienden a sufrir un cambio en sus vidas, en su forma de ver las cosas y en la forma de comprender lo que le rodea Como lo mencionó Olmeda (2008) en su conferencia Mentes del duelo:
Aunque suele mejorar espontáneamente en casi todas las personas, e incluso contribuir al crecimiento persona, no hay que olvidar que es una verdadera prueba para las capacidades adaptativas del sujeto. Es por ello, por lo que el duelo debe ser considerado un proceso cambiante y no unestado. Pág. (6)
Faces de la superación del duelo
El pastor Parachim (2006) hablando de las faces de la superación del duelo menciona quince pasos que como persona se deben de proceder para una recuperación exitosa del proceso de duelo:
1. Resuelva recuperarse, procure de tener una actitud activa en vez de una pasiva.
2. Busque fortaleza en la fe, Afírmese de la cosmovisión de esperanza que tiene como resultado de la fe.
3. Comprométase a vivir un estilo de vida saludable, Mezclar el ejercicio y la adquisición de nuevos hábitos de salud.
4. Exprese su dolor, si tiene ganas de llorar llore.
5. Encuentre maneras de honrar a su ser amado perdido.
6. Vaya despacio, el tiempo se encarga de sanar las heridas.
7. De apertura a al sanidad.
8. Evite hacer cambios mayores.
9. Prepárese para un cambio en las relaciones interpersonales.
10. Perdónese así mismo.
11. Participe en algún grupo de apoyo a los deudos.
12. Espere que lleguen cambios positivos a su vida.
13. Obtenga ayuda cuando la necesite.
14. Aliente su alma por medio de la naturaleza
15. Aprenda de este proceso. Pág. 12-14.
En el proceso de recuperación se debe analizar que en todas las personas este no se da en la misma forma, mientras que en algunas personas el proceso se llevará a cavo en "lapsus" de tiempo bastantes prolongados, en otros este proceso se llevará a cavo en poco tiempo. En lo anterior referido por el pastor Parachim (2006), se muestra de una manera muy práctica el como mezclar elementos de la cotidianidad para superar esta experiencia; Por otro lado la doctora Solano 2008 de manera muy profesional resume el proceso de recuperación del duelo en lo siguientes pasos:
Fase de impacto: dura de pocas horas a una semana después del deceso, que puede cursar tanto con embotamiento como con liberación emocional intensa, no siendo consciente de lo sucedido y mostrando una conducta semiautomática.
Desde el punto de vista psicopatológico, la ansiedad es la emoción predominante produciéndose igualmente un estrechamiento del campo de laconciencia.
Fase de "repliegue" o depresiva: se prolonga a lo largo de varias semanas o meses, se inicia con sintomatología depresiva inhibida, seguida de episodios de protesta-irritación y aislamiento.
Los rituales socio-religiosos han finalizado, la persona se encuentra sola ante la realidad de la pérdida y frecuentemente con la exigencia social imperiosa de reincorporación inmediata a su vida habitual: retorno al trabajo, cuidado de los familiares a su cargo, etc.
Durante este período el estado de ánimo es superponible al de un trastorno depresivo.
Fase de "recuperación": se produce al cabo de seis meses o un año. Falta por referir
El papel del ministro en el duelo
Es una realidad que el duelo es una experiencia, que marca la vida de las personas que lo enfrentan, por lo tanto, toda persona en estos casos de su vida anhela profundamente, como también agradece la presencia de una persona que considera como guía espiritual, simplemente por que en estos casos, por que en los dolidos se despierta una necesidad espiritual.
Es allí en donde el papel del Pastor, Sacerdote, Reverendo, toma sentido para la familia. En este caso se hablará desde la perspectiva que debe asumir el Pastor que preside o dirige la parte ceremonial en un funeral, y se mencionarán algunos tópicos que deben de tomarse en cuenta en todo el proceso de la ceremonia fúnebre.
El reverendo Abels en su página web 2008, nos menciona que el duelo es "Es la oportunidad de dar el consuelo verdadero, de pronunciar la gran verdad de la resurrección en cuerpo, que distingue al cristianismo de las religiones paganas, y la esperanza de ver a nuestros seres queridos en el cielo". Por lo cual continua diciendo "que el funeral protestante supera al funeral católico en dar consolación y esperanza, y a consecuencia ha ganado miembros para su iglesia después del evento."Ibíd.
El trato con los dolidos
Es muy interesante comprender y valorar algunos aspectos que se deben de tomar en cuenta en el trato con los dolidos. No todas las personas reaccionan de la misma manera ante las mismas circunstancias, es por esto que el trato con los dolidos necesita de las personas que le rodean su máxima disposición en este proceso. Por lo tanto vamos a tomar algunos concejos sacados de la página Web [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] bajo el respaldo de la doctora Cristina talavera.
Evitar las frases hechas: La incomodidad nos mueve a recurrir a expresiones que no ayudan para nada: "Tienes que olvidar", "Mejor así, dejó de sufrir", "El tiempo todo lo cura", "Mantente fuerte por los niños", "es la voluntad de Dios", "Es ley de vida"…Lo que más necesitan al principio es hablar y llorar. No decirle que tiene que sobreponerse, ya lo hará a su tiempo.Si no sabes que decir, no digas nada. Escucha, estate presente, sin pensar que tienes que dar consejos constantemente o estar levantando el ánimo.Si no sabes que hacer, colaborar en algunas tareas cotidianas (hacer la compra, ir a buscar a los niños...) o encargarte del papeleo, puede ser una buena manera de ayudar.
Dejar que se desahogue: Sentir y expresar el dolor, la tristeza, la rabia, el miedo…por la muerte de un ser querido, suele ayudar a elaborar el duelo.Estás equivocado/a si piensas verle o dejarle llorar y emocionarse, no sirve más que para añadir más dolor al dolor.Estas equivocado/a si crees que ayudar a alguien que sufre es distraerle de su dolor. Mediante la vivencia y expresión de los sentimientos, la persona en duelo se siente aliviada y liberada.
Permitir que hable del ser querido que ha muerto: Permitir que hable todo el tiempo y todas las veces que lo necesite.
Mantener el contacto: El contacto puede mantenerse de muchas maneras. Puedes hacerle una visita, quedar para tomar un café o dar un paseo, enviar una carta o un email. Con una llamada telefónica, por ejemplo, puedes romper su soledad y recordarle que no está solo/a, que alguien está pensando en él o ella.
El que una persona se comprometa ayudar a otra en le largo proceso de la superación del duelo es una tarea digan de ayudar y propia de un carácter bondadoso. Es por esto que la calidad humana es vital en el proceso de acompañamiento. Posiblemente es de notar, que muchas personas han cometido errores con los dolidos, y entre éstas podemos sumarle consejos mal fundamentados, de Ministros que están presentes en el funeral. Justificados en primer lugar por la falta de experiencia o de conocimiento sobre el mismo.
En el mismo sitio Web, anteriormente nombrado encontramos el "decálogo del acompañamiento del Duelo" que nos resume de la siguiente manera:
1. Leeré y me informaré de todo lo relacionado con el duelo, la aflicción y el luto.
2. Permitiré y animaré la expresión de los sentimientos de dolor y tristeza por la pérdida del ser amado, sin salir huyendo ante la expresión de los mismos.
3. Estarán siempre mis oídos atentos para escuchar el dolor, la tristeza, la rabia, la frustración, la soledad y todos los otros sentimientos que acompañan a la aflicción.
4. Prestare, indefinidamente y mientras sea necesario, mis hombros, mis brazos y mi pecho como consuelo para sostener la afligida existencia de mi hermano adolorido.
5. No esperaré a que el deudo busque ayuda, tomaré siempre la iniciativa visitándolo o llamándolo.
6. Contribuiré a que el apoyo y la comunicación efectiva de la familia sean los instrumentos más efectivos que faciliten la recuperación por la pérdida del ser amado.
7. Respetaré las diferencias individuales en la expresión del dolor y en la recuperación del mismo.
8. Estaré atento a la presencia de reacciones anormales o distorsionadas del duelo.
9. Animaré la realización de todas las actividades necesarias para la promoción, mantenimiento de la salud y prevención de enfermedades durante el duelo.
10. Una vez alcanzada la recuperación, animaré y colaboraré en el establecimiento de grupos de auto-ayuda en mi vecindario.
Conclusiones
Después de terminar este trabajo, los autores han podido llegar a las siguientes conclusiones:
El duelo y todo lo que implica el tener que enfrentar la realidad de la muerte de un ser querido, con todo el torbellino de emociones negativas que ello implica, es una experiencia que todo individuo ha tenido y tendrá que pasar en el transcurso de su existencia.
El duelo no solamente es la perdida de un ser querido por muerte, también en la Psicología es aplicada a todo proceso de adaptación frente a la ausencia de algo que significaba cierto valor emocional para el dolido.
Es posible que al pasar por el proceso de duelo una persona, esta experiencia marque profundamente la vida de esta, tanto que el individuo cambie su personalidad y sus formas de pensar.
En algunos casos el proceso de duelo en las personas puede llegar a ser patológico. Y por ende se necesite ayuda profesional capacitada.
El ministro es parte fundamental de consuelo y acompañamiento a los familiares en el proceso del las exequias o funeral, ya que él es la parte fundamental del proceso de aceptación de esta realidad con la integración de la explicación espiritual que permite consuelo y resignación.
Quien acompaña a una persona en el transcurso del duelo debe saber, que nada más es importante como el que la persona sepa que usted está allí.
Lo que se dice en muchas ocasiones mientras se esta con los dolidos puede afectar sin querer en el proceso de recuperación de ellos.
Se es necesario comprender que el proceso de duelo toma un tiempo justificado al valor que la pérdida ha significado para el doliente.
Es común y normal que el doliente en ocasiones e incluso mucho tiempo después continúe hablando del ser que murió, y a menudo llore por él. Esto significa que se debe de comprender y permitir esto en la persona ya que ello ayuda a que esta se sane de este proceso.
Referencias
Abels, Gilberto, El artículo citado es una selección tomada del libro titulado "Anhelando Obispado" Cómo dirigir un funeral. Recuperado el 11 de agosto 2008 de
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Freud, Sigmund, Duelo y Melancolía, Recuperado el 5 de agosto 2008 de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Olmeda García, MS. I Congreso Virtual de Psiquiatría 1 de Febrero - 15 de Marzo 2000. Conferencia 53-CI-B. Las mentes de duelo: [19 pantallas].recuperado el 11 de agosto 2008 de: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Parachim, Víctor. (2006). Tras la pérdida de un ser amado. ¿qué hacer para sobre ponerse?. Revista mensual "Prioridades". Año 2 Noviembre 2006.
Talavera, Cristina. Proponente, de la consejería pastoral, y gestora del sitio web recuperado el 12 de agosto 2008 de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Vargas Solano, Rosa Elena. Duelo y pérdida. Med. leg. Costa Rica. Sep. 2003, vol.20, no.2, p.47-52. Recuperado el 14 de agosto 2008 de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S140900152003000200005&lng=es&nrm=iso>. ISSN 1409-0015


Última edición por Amalia Lateano el Dom Sep 09, 2012 7:39 pm, editado 1 vez
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: Ante la Muerte¿cómo se elabora el Duelo?

Mensaje por Invitado el Miér Ago 22, 2012 11:46 am

En Ecuador, se hace duelo por 9 noches.
Para los católicos como yo...según nuestra fe, hay esperanza en el mas allá.

Las personas con la suficiente fe y madurez mental, pueden manejar el duelo de tal manera que su alma esté mas tranquila.

JX

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ante la Muerte¿cómo se elabora el Duelo?

Mensaje por Amalia Lateano el Miér Ago 22, 2012 4:01 pm

Cada país tiene costumbres diferentes.
Eso no lo sabía.
¿ Se vela durante nueve noches?
Acá, 24 hs. por la historia de una mujer que fue enterrada viva
en 1902 por un ataque de catalepsia, y cuando vinieron parientes
de lejos y abrieron el cajón estaba arañada ,
con la ropa destrozada y dada vuelta...
Se despertó en el cajón.
Se conoce este caso como la Mujer
que murió dos veces.
Se promulgó entonces una
ley del velorio obligatorio de 24 hs.Está enterrada en el cementerio de LA RECOLECTA.

Muchas gracias por tu lectura.
Un besito
Amalia
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: Ante la Muerte¿cómo se elabora el Duelo?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.