CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Palabras claves

azules  hojas  


¿Y DIOS LO PERMITE?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Y DIOS LO PERMITE?

Mensaje por CECILIA CODINA MASACHS el Sáb Jul 13, 2013 6:53 am

¿Y DIOS LO PERMITE?
 
Estimados amigos:
Hoy voy a intentar responder a cuantos me han preguntado ¿Cómo permite Dios el sufrimiento? En este caso la catástrofe de Japón.
 
Tenemos que aceptar que hoy forman parte de nuestro vivir, la inseguridad, la  incertidumbre, y la vulnerabilidad.
 
Posiblemente en 1755 no era fácil saber que Lisboa iba a sufrir un terremoto. El primer terremoto cuyos efectos sobre un área grande fueron estudiados científicamente, señaló el nacimiento de la sismología moderna. Los geólogos estiman hoy que la magnitud del terremoto de Lisboa sería de aproximadamente un 9 en la [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo], con su epicentro en un lugar desconocido en algún punto del [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] a menos de 300 km de Lisboa. ¿En el 2011, es posible?
«Se conmueven los cimientos de la tierra» (Isaías 24,18).
 
Volvemos la vista a la ciencia, volvemos la vista a Dios ¿Cómo ha sido posible? Nos damos cuenta de que no somos todopoderosos pues la naturaleza también tiene sus leyes y nos sentimos impotentes y pensamos que por encima de las previsiones del hombre está la mano de Dios y los actos inesperados de la naturaleza se convierten en destino.
 
Vemos que la esperanza está herida por el mal uso de la religión, por la manipulación del hecho religioso y decimos…«Es la voluntad de Dios», «Dios lo ha permitido», con ello, el origen de las catástrofes queda oculta, habiendo responsabilidades en parte humanas y se despliegan las medidas políticas con todos los recursos humanos ante los riesgos que sólo nosotros hemos creado. Y quien no ha oído…«Es un castigo de Dios». Eso tan sólo se lo puede preguntar un corazón desesperado, una fe vacilante. Pero qué pensar cuando es un Pastor de la Iglesia el que proclama que la razón de esa catástrofe ha sido el pecado de algunos hombres. Veo que se busca un chivo expiatorio a toda costa que exime la propia responsabilidad y presenta a un dios que es causa del sufrimiento, un dios que es enemigo del espíritu es una desgracia, una verdadera catástrofe.
 
El problema no es Dios, el problema es la humanidad, la catástrofe no es un asunto metafísico, sino una cuestión física.
 
Miren, Dios es inocente de lo que le quieren culpar. Dios nos creo y nos dio libertad para hacer el bien o el mal, así que lo que acontece no todo es culpa del hombre aunque sí en gran medida pero en absoluto es culpa de Dios.
 
Dios es omnipotente, cierto, ¿pero saben ustedes una cosa? Todo y siendo omnipotente está limitado, porque como Dios solo es AMOR, jamás podrá hacer el mal, jamás nos mandará enfermedades ni tan siquiera las puede  permitir, les ruego que destierren esas ideas equivocadas de teologías obsoletas que años atrás nos enseñaron, eso sí con buena fe.
Dios es AMOR y jamás el AMOR puede dañarnos.
 
 La tierra, su naturaleza desde siempre ha estado con continuos cambios y lo hace convulsivamente, tiene su ritmo, cada año se contabilizan entre 50-60 volcanes activos, los huracanes, maremotos, erupciones volcánicas, inundaciones y seísmos están matando a los hombres desde tiempos inmemoriales( y lo seguirá haciendo porque la naturaleza no es estática, evoluciona y crea otras existencias tanto animales como de formaciones rocosas o cambios de nivel del agua o incluso desaparición de ella), digo que desde tiempos inmemoriales, aparece implacable haciendo destrucción de lo creado o  lo nuevo formado.
 
Y una se pregunta ¿Por qué en las zonas volcánicas más activas la gente se concentra para vivir allí a pesar del alto riesgo de quedar sepultados por la lava y ceniza? Pues simplemente para conseguir riqueza ya que esas tierras son muy fértiles, porque la lava de los volcanes está repleta de nutrientes que regeneran la tierra.
 
 Y así es de estúpido el hombre desde que conoció el bien y el mal, no sabe usar los recursos de la tierra con prudencia ni ética y lo más fácil es echarle la culpa a Dios de las catástrofes naturales y todo lo que implica sufrimiento
 
Y es más, Dios no nos librará de sufrimiento, pero si con fe se lo piden, podrán soportar el sufrimiento con esperanza.
 
No se pregunten cosas equivocadas, miren al cielo y pidan tener luz,
Dios, si decimos que permite el mal, añadamos que también permite el bien, ello significa, que nos da libertad, pero cuidado…no nos quedemos sólo con la palabra que permite el mal, porque es equivocada y con ello hemos provocado que muchos pierdan la fe.
 
Dios creo al hombre libre y respeta esta libertad aún viendo como con su mal uso se causa daño, él nunca intervendrá en sus vidas si no le dejamos. Nuestro Dios es grande, nos respeta, cosa que un padre de familia muchas veces no sabe hacer, pues quiere que sus hijos hagan siempre su voluntad y la imponen a base de castigos. El amor humano se vuelve posesivo en cambio el amor de Dios nos deja libres.
 
Pero ¿Cuál es la voluntad de Dios?
La voluntad de Dios no es ni ser ni hacer. Cuantas veces he oído…«Es voluntad de Dios que yo tenga cáncer, que yo me haya enamorado de un drogadicto, que yo acepte este trabajo, que yo sea director de mi empresa etc. »
Pues no, nada de eso es voluntad de Dios, sólo es la nuestra.
La voluntad de Dios está en que : Si yo tengo cáncer, lo acepte e intente vivir contenta, que si me he enamorado de un drogadicto, intente ayudarle, que yo acepte este trabajo, para ser agradecido, de ser director de mi empresa, para tratar con amor a mis empleados y ser eficaz instrumento de progreso .
 
La voluntad de Dios, es que pongamos AMOR en cada cosa que la vida nos depara, porque si rezamos meditando el Padrenuestro podremos bien entender:
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo y… ¿Cuál es la voluntad de Dios en el cielo que la iguala en la tierra?
En el cielo ya no hay actos, no podemos hacer obras, allí sólo hay amor, luego en la tierra es donde debemos hacer las obras de amor en todo lo que nos acontezca.
 
Bien, espero que en este corto artículo les haya podido aclarar como Dios está al margen de lo que la naturaleza haga igual que lo está de lo que el hombre hace. No deseo otra cosa, que entiendan como es el Amor de Dios, que lo conozcan y que le amen con todas sus fuerzas.
 
No se torturen acusando a Dios, personalmente a medida que voy descubriendo como es Dios quedo tan admirada que no tengo más que caer en adoración.
 
 
Autor Sor.Cecilia Codina Masachs 
avatar
CECILIA CODINA MASACHS
Moderador
Moderador

Mensajes : 8052
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 66
Localización : Valencia-España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y DIOS LO PERMITE?

Mensaje por Amalia Lateano el Sáb Jul 13, 2013 2:49 pm

Sor Cecilia: es difícil  saber que es parte d ela vida , el sufrir...
 Un beso hasta tu corazón-.

 
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.