CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Palabras claves

azules  hojas  


La educación y el Psicoanálisis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La educación y el Psicoanálisis

Mensaje por Amalia Lateano el Jue Jul 18, 2013 8:06 pm

La educación y el Psicoanálisis son concebidos como profesiones de lo imposible porque “…por bien que se las practique, siempre habrá algo no-logrado; el resultado obtenido siempre diferirá del esperado…”. Freud nos previno sobre la necesidad de reconocer lo imposible en la educación y en el psicoanálisis, así, el deseo puede precipitar. Esta imposibilidad hace que los resultados siempre dejen algo que desear, porque siempre están más allá o más acá de lo pretendido. De la misma manera, ambas son consideradas como profesiones de la falta, en las que siempre algo falta en su lugar. Si esto que falta es la palabra, pues entonces no habrá psicoanálisis, ni educación; porque la palabra es la herramienta educativa por excelencia. La palabra con chances de educar es aquella palabra marca de sujeción del adulto, a aquello que Freud llamó castración. Es decir, esa palabra testimonio de lo que escapa a la ciencia del sujeto.
Como profesión de lo imposible, de la falta y del habla, la educación y el psicoanálisis tienen un papel muy importante. La educación, estimula la victoria del principio de placer y la sustitución de este por el principio de realidad de deseo; deseo que condena al hombre a estar fuera de foco consigo mismo. Aquí hago un paréntesis para profundizar acerca de este concepto; cuando Lacan empieza a trabajar cómo pensar el concepto de deseo como deseo del Otro con mayúscula, lleva a cabo una operación fundamental mostrando que la primera forma de deseo que constituirá el deseo del niño es el deseo del Otro, de ese Otro primordial que es la madre. El punto fundamental en la constitución subjetiva del niño es el descubrimiento de ese Otro como deseante, por eso la primera subjetividad, la primera falta, el primer deseo, pasa por el Otro." "Entonces, el Otro con mayúscula opera porque es deseante, no porque da el pecho. El verdadero objeto primordial en términos de Lacan es ese deseante que habita el Otro, sin que el Otro lo sepa." Entonces, si este deseo es distinguido por alguien puede acontecer la educación. A través de ella se transmiten marcas simbólicas que posibilitan al niño conquistar para sí un lugar en una historia más o menos familiar y de esa forma poderse lanzar a la empresa del deseo. En tanto que, el sicoanálisis si bien fue considerado como una especie de post educación que solo tenía lugar una vez que haya sujeto, no sustituye a la educación. Entendiendo que la emergencia y operación de un sujeto depende de que alguien sujete el deseo que da el punta de pie inicial en su educación. El psicoanálisis atravesado por el psicoanálisis o tocado por la experiencia freudiana podrá “decir”, para habilitar el advenimiento del sujeto del deseo. se ocupó de mantener abierto el amor por la pregunta ya que esta tiene por función sostener la apertura del deseo y de que es imprescindible para que algo de la transmisión acontezca, que los educadores sostengan su deseo de educar, “de no ocuparse de los niños sino de que los niños aprendan” (Nuñez,V.; 2002), o como nos lo recuerda Hanna Arendt (en palabras de Aromí) “de mantener al sujeto razonablemente despierto por medio de un saber que no sea muerto” (Aromí, A.; 2003).
De acuerdo con lo anteriormente mencionado considero que ambas profesiones se complementan ya que tienen el mismo objetivo, el cual consiste en reconciliar al sujeto con su deseo, llevándolo a reconocer todas las veces que sea necesario que es difícil pretender defenderse de él.
En educación específicamente comparto totalmente la idea de que un educador , en las palabras de Emmanuel Levinas respecto de nuestro vínculo con el otro, que presenta un otro origen del Superyó.
Postula el filósofo que el verdadero encuentro con el otro consiste en que no lo poseo. No viene a mi encuentro como "el ser en general". Cuando lo veo como "ser en general", uso la violencia, lo asesino como único, y lo poseo.
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15945
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.