CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
» Remordimiento tardío (EL SANMARTÍN)
Ayer a las 9:01 pm por Inês Marucci

» “Las rebajas” (Rimas chuscas, informales)
Ayer a las 6:18 am por Roberto santamaría martín

» Un amor cuando termina soneto shakesperiano
Ayer a las 1:03 am por Inês Marucci

» “Sueña el necio…” Décimas
Jue Jul 19, 2018 3:54 pm por Roberto santamaría martín

» PARTIDO EL CORAZÓN
Miér Jul 18, 2018 8:46 pm por Inês Marucci

» Un poema cascabelero
Miér Jul 18, 2018 5:33 pm por Inês Marucci

» El beso no llego a darse - espinelas
Miér Jul 18, 2018 5:26 pm por Inês Marucci

» LA TOSFERINA
Miér Jul 18, 2018 5:17 pm por Inês Marucci

» La luz que vence las tinieblas - espinela
Miér Jul 18, 2018 5:07 pm por Inês Marucci

Citas
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Julio 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


La educación y el psicoanálisis- Segunda parte

Ir abajo

La educación y el psicoanálisis- Segunda parte

Mensaje por Amalia Lateano el Jue Jul 18, 2013 8:07 pm

En cambio cuando lo miro a la cara, en su rostro absolutamente único, veo lo débil, desnudo y despojado, expuesto al supremo abandono que es la muerte. Y soy responsable de él. No puedo dejarlo morir solo. En la proximidad del prójimo se me requiere una responsabilidad que me ordena humano; un acontecimiento que me coloca ante otro en estado de culpabilidad. La idea de rehén es la de la expiación del Yo por el Otro. El rasgo de esta trascendencia define al psiquismo en sentido estricto. Frente a los seres cuyo rostro reconozco, soy culpable o inocente. La condición del pensamiento es una conciencia moral. La falta social se comete sin que yo lo sepa y afecta a una multiplicidad de terceros a los que nunca miraré a la cara, pero sé que tienen rostro. La intención no puede acompañar al acto hasta sus últimas consecuencias, sin embargo se sabe responsable de esas últimas prolongaciones. El prójimo se impone a mi responsabilidad antes de todo compromiso de mi parte, y aún así me advoca a la iniciativa de la respuesta.
Después de un siglo de sufrimientos innombrables, desde el rostro del otro, desde el fondo de una soledad absoluta, una llamada o una orden cuestiona mi presencia, en cuanto pueda representar de violencia y muerte. Mi justo sufrimiento por el sufrimiento imperdonable del otro, me solicita e invoca. El nudo mismo de la subjetividad en un supremo principio ético; único capaz de resolver este sentimiento de culpa esencial.

avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 16035
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.