CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Palabras claves


La falta de sueño afecta la salud y funcionamiento del cerebro. La importancia del buen dormir

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La falta de sueño afecta la salud y funcionamiento del cerebro. La importancia del buen dormir

Mensaje por Sonnys el Dom Jul 21, 2013 11:29 pm



La falta de sueño afecta la salud y funcionamiento del cerebro. La importancia del buen dormir

Mirna Estefanía Hidrogo Aréchiga


Dormir pocas horas habitualmente podría tener un efecto dañino en el funcionamiento del sistema nervioso central. Es de gran importancia establecer y mantener los patrones del ciclo del sueño, para el rendimiento de la actividad óptima del cerebro.

Un adecuado sueño nocturno es una de las condiciones esenciales para el estado de alerta diurno que permitirá una mejor interacción con el medio.


En la actualidad, el ritmo de vida es cada vez más veloz y las necesidades básicas del ser humano como son el descanso y el sueño se vuelven parte de una rutina, por lo que la calidad y cantidad de las horas durante las que dormimos se vuelve algo que pasa meramente desapercibido. Sin embargo, los hábitos de buen dormir son determinantes de la calidad de vida de las personas, por lo que es fundamental conocer cuáles son las medidas necesarias a considerar durante el sueño, así como las consecuencias principales que sufre el cerebro al no dormir profundamente.

El cerebro pasa por distintos estados de sueño durante la noche.


Dormir es un proceso fisiológico sumamente organizado, se define como un proceso rítmico, activo y se asocia al ritmo circadiano, mismo que regula el patrón diario y la intensidad del estado del sueño y vigilia. Durante la noche el cerebro pasa por distintos estados de sueño, llamados fases las cuales son 5, de la primera a la cuarta abarcan el sueño ligero (SL), también llamado Sueño No MOR (por sus siglas) en el cual no se presentan los movimientos oculares rápidos, estas fases llevan progresivamente a un sueño más profundo. La quinta y última fase del ciclo es la del sueño profundo o bien llamada fase del Sueño MOR, en donde se presentan los movimientos oculares rápidos, en dicha fase es en donde se liberan algunas sustancias químicas en el cerebro como la hormona del crecimiento, las cuales son básicas para el buen funcionamiento del sistema nervioso central. El sueño es una de las funciones vitales más importantes para el cerebro, ya que es una actividad en la que más horas se invierte desde el nacimiento.


Existe una íntima relación entre las actividades diurnas y las dificultades en el sueño.


Numerosas investigaciones han buscado las consecuencias de la falta de sueño utilizando el paradigma antiguo; quitar la función. Por lo que se han propuesto descubrir y cuantificar las consecuencias de la falta de sueño sobre diversas funciones tanto físicas como mentales, ademas de pretender llegar a varios niveles desde el molecular hasta el conductual. En algunos estudios se han encontrado consecuencias fisiológicas y cognoscitivas. Las personas que tienen dificultades para conciliar el sueño o se despiertan frecuentemente durante la noche, podrían estar presentando sintomatología de algún tipo de trastorno del sueño, al no vivenciar la placidez reparadora del mismo y no llegar frecuentemente al cumplimiento de la función del sueño profundo. Cabe señalar que los trastornos del sueño son motivo de frecuentes consultas, debido a que se asocian con el despertar nocturno.


El sueño reparador puede mejorar funciones de adaptación y restauración


Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DMS-IV), los trastornos del sueño se clasifican en disomnias (insomnio, hipersomnia, trastorno del ritmo sueño/vigilia y resistencia a dormir/miedo a dormir solo) y parasomnias (pesadillas, terrores nocturnos, sonambulismo, bruxismo y enuresis). Cabe señalar, que se ha observado que los síntomas más frecuentes en los trastornos circadianos del sueño son el insomnio o la hipersomnia manifestada como sueño excesivo en la noche o somnolencia en horas inapropiadas del día, debiéndose de diferenciar con otros trastornos del sueño que presentan estos mismos síntomas.

Mucho se habla del buen dormir y de dormir lo suficiente, sin embargo, hay que señalar la distribución de las horas por día que deberíamos dormir es de 8 horas de sueño, mientras que 16 horas correspondientes de vigilia, dando el total de las 24 horas del día.No fue hasta hace poco tiempo, que el sueño dejo de interpretarse como un estado pasivo, en donde el cuerpo eliminaba las toxinas que durante el día había aculado, estando en profundo sueño descansando del sueño realizado, es decir, el sueño pasada un tanto desapercibido a los ojos despiertos del hombre, en donde lo que ocurría es que no sucedía nada. Sin embargo, actualmente se sabe que al dormir, el sueño tiene funciones diversas en el cuerpo del ser humano.

Algunas de las posibles funciones del sueño son la adaptación, restauración, reprogramación de la conducta innata, conservación de la energía, calentamiento y maduración del sistema nervioso central, estabilización de los circuitos neuronales, regulación de la excitabilidad cerebral y almacenamiento de la memoria, sin embargo, las investigaciones aún siguen estudiando dichas funciones.

Para poder obtener todos los beneficios del sueño, durante la noche se debe buscar tener un ciclo de sueño continuo, el cual sea reparador y cumpla con las demandas que nuestro cuerpo tiene a diario, ya sea en cuanto a la actividad física, como mental, además de poder afrontar las situaciones estresantes que el medio nos presenta. Por lo que es importante que las personas tengamos el conocimiento pleno del hábito de sueño y dejemos de ver las horas de sueño como una pérdida de tiempo, sino que al contrario, tomemos en consideración que el buen dormir mejora el rendimiento intelectual, laboral y académico, así como la capacidad de atención, reacción, concentración y toma de decisiones, además de aumentar el grado de alerta cerebral, promueve la producción de la hormona del crecimiento, por lo que reduce el estrés y la ansiedad, permitiendo el inicio de fases nuevas de actividad cognitiva.


REDcientifica
avatar
Sonnys
Forero Constante
Forero Constante

Mensajes : 361
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Localización : Miami, Florida. VERSOLIBRISTA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.