CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Palabras claves


TEORIA Dimensional” de JORGE JUDAH CAMERON

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

TEORIA Dimensional” de JORGE JUDAH CAMERON

Mensaje por JUANA PÉREZ DE ALTAMIRA el Jue Sep 06, 2012 8:37 pm

El siguiente ensayo o propuesta abarca todas las áreas del aprendizaje, pero en especial enfocado a las letras. El Realismo Dimensional que expondré en otro ensayo, se asienta la Teoría Dimensional, a su vez la Teoría Dimensional se asienta sobre cuatro pilares fundamentales: Conocimiento, fe, experiencia y evolución. En un principio me incliné por la pirámide de base cuadrangular como referente para desglosar mi teoría, pero no encajaba en la propuesta cuántica que deseaba desarrollar sobre el aprendizaje, crecimiento y evolución en la tercera, cuarta y quinta dimensión. Las pirámides en la Tierra fueron construidas como antenas parabólicas para conectarse energéticamente con seres del espacio. Adentro los sacerdotes de la meditación recibían información del cosmos a través de la potenciación de su chakra 7 o corona, por el punto llamado bai hui, que se relaciona con la glándula pineal dentro del cerebro, y el chakra 6 que incide con la glándula hipófisis o pituitaria, en la base del cerebro, con asiento en la silla turca del cráneo. Estas pirámides realizadas en el pasado por cierto tenían su cúpula o vértice superior por donde entraba esa energía de la quinta dimensión. Las pirámides egipcias tenían esa finalidad y no la de ser solamente tumbas de faraones.


El símbolo del aprendizaje, es decir la forma en que se puede graficar el aprendizaje, no es la pirámide que conocemos en todo el mundo. Se trata de una pirámide invertida o sea el vértice es el punto del nacimiento de un individuo, y se va ampliando infinitamente pues el conocimiento no tiene fin. Esto es gráficamente la evolución del pensamiento:


La Teoría Dimensional como su nombre lo indica trata sobre la dimensionalidad o dimensiones del conocimiento en nuestro espacio-tiempo. Por lo tanto el gráfico de la pirámide invertida no era el apropiado para exponer mi Teoría Dimensional y elegí el cubo como punto de partida en la tercera dimensión (tres medidas): Alto, ancho y profundo, y se van colocando los cubos uno dentro de otro. Lo que no quiere decir que haya dos o tres cubos, sino un que el cubo creció, pues nuestra vida se desarrolla en varias dimensiones simultáneamente. Como se trata de lados cuadrados (lados iguales y ángulos de 90 grados), es un cuerpo perfecto. El cuatro numerológicamente simboliza la búsqueda de la perfección. Al llegar al vértice de la evolución vuelve a empezar, pero desde un peldaño más elevado de crecimiento. Continúa su trayectoria por los lados del cuadrado. Mi fe se acrecienta, se agranda el conocimiento, tengo nuevas y mejores experiencias y vuelvo a crecer.


Por razones demostrativas elegí el cubo para colocar uno dentro del otro, y así sucesivamente para interconectar las dimensiones con implicancia en nuestro diario vivir y la literatura, que resultó en un principio el incentivo de la Teoría Dimensional que es la base del Realismo Dimensional que intentaré desglosar.
El ensayo literario-científico parte del razonamiento científico y de la creatividad. Cuando comencé a escribir siendo joven, simultáneamente surgían palabras extrañas, vocablos que al azar parecían no tener sentido, pero dentro de un contexto definían una idea. Era como volar en un sueño, rozar la tierra y volver a reflotar hacia el infinito. Leía y releía autores que estimulaban mi crecimiento. No hay autor en esencia original. Todos guardamos en nuestra mente escritores que nos guían en un principio como próceres en la escuela hacia el maravilloso mar de las letras, sombras de escritores que alguna vez leímos y quedan impresos en el alma-psiquis y que por cierto no recordamos sus textos fielmente, pero sí su forma, su estilo, su impronta, que queda grabada en nuestro subconsciente y se refleja en el conciente como flashes cuando intentamos escribir, hasta adquirir personalidad propia: Nuestra identidad como escritores. Además hay que incorporar nuestras propias vivencias que originan nuestras experiencias, y la influencia del entorno. Ahí estaba mi camino y debía encontrar la forma de dar a conocer mis historias, con la música interior que identifica al escritor y lo lleva a buen puerto. Al tiempo, luego de escribir y leer con perseverancia, descubrí dónde se hallaba el misterio. Y el misterio no era tal. Era el mundo, la realidad tal cual es y en especial aquello que no vemos. En un principio me incliné por el género fantástico y de terror, pero dentro de esos textos había momentos de absurdo, amores profundos, barroco, ciencia ficción, dramatización, escenas policiales, grotesco, humor negro, infantilismo, ironías cotidianas, leyendas, realidades urbanas, finales felices, nostálgicos, esperanzadores, dramáticos, trágicos, abiertos, personajes de carne y hueso, angélicos, fantasmales, cósmicos, etcétera, que se transformaban en un nuevo comienzo. Concluí que el final como tal no existe y por consiguiente el principio como tal, tampoco. Le llamé «LA VARA DE DIOS»:

...Dios – Mente – Universo – Hombre – Conciencia – Alma – Emociones – Entorno – Conflicto – Decisiones – Acciones – Destino – Muerte – Infinito – Dios...

Me pregunté: ¿Cómo podía narrar una historia cotidiana si alrededor mío transitaban otras dimensiones libremente? Almas errantes de suicidas, entidades asesinadas que aun habitan el lugar, entidades del inframundo, seres extraterrestres, algunos primitivos otros de categoría celestial, ángeles de amor, seres infernales, maestros y guías espirituales de la luz compartiendo el mismo aire con seres humanos. No soy médium, pero de pequeño tuve algunas experiencias energéticas, donde pude observar partes de mi ectoplasma saliendo de mi cuerpo. Todo fue caldo de cultivo, semillas que prosperaron con el tiempo para dar origen no al científico, sino al poeta con ansias de contar cosas distintas. Alguien llamó a mis cuentos sibilinos. Quería significar que las historias se cumplían en el futuro.


La expresión dimensional no es elitista, muy por el contrario es natural y popular. Si bien es cierto que el Realismo Dimensional es muy amplio, pues introduce todos los géneros conocidos hasta ahora: ciencia ficción, fábula, fantástico, gótico, hadas, infantil, maravilloso, microcuento, negro, poesía, policial, realismo épico, realismo mágico, realismo trágico, terror, etc., resulta comprensible como la vida misma, por lo tanto puedo hacer llegar a una nueva conclusión:
El Realismo Dimensional no incluye ningún género literario. No tiene divisiones por lo tanto no se puede fragmentar, no tiene estructuras que le den forma, no tiene principio ni final pues en la vara del espacio-tiempo es infinita. Principio y final son palabras absolutamente relativas. El Realismo Dimensional es todo lo que existe y lo que no existe.
¿Qué es la vida sino una melange de ideas, situaciones, palabras y emociones arrojadas al universo en algún tiempo y lugar? Sabemos que tiempo y espacio son relativos (Teoría de la relatividad de Albert Einstein), que vemos lo que nuestro cerebro nos imprime en la retina: la tercera dimensión; ¿Y la cuarta, la quinta? No las vemos, lo que no significa que no existan.


Todo vibra energéticamente. Cuando no percibimos algo es porque no está en nuestra sintonía. Nuestro sintonizador o radio por decirlo de alguna forma, no está preparado para captar esas ondas de frecuencia. La energía se mide a través de ondas de frecuencia. Todos los seres vivos las poseen en su campo electromagnético o aura; un campo electrónico invisible en el contorno de la materia viva de unos diez centímetros aproximadamente. La Teoría Dimensional es posible aplicarla en todas las áreas del aprendizaje.
Es preciso dividir a los seres vivos entre los pensantes y los no pensantes. La diferencia entre los humanos y los animales o vegetales es que los primeros tienen inteligencia que es la capacidad de asociar ideas, entre otras definiciones que ahora no vendrían al caso. Tampoco esto sería definitivo pues a nivel empírico se ha demostrado que hay animales que actúan con una inteligencia primitiva, pero inteligencia al fin. Entonces: ¿Cuál es la diferencia categórica o básica entre los seres vivos? Es la psyché o psiquis, como la definieron los sabios griegos. Allí reside el alma y resurge otra pregunta: ¿Qué es el alma? Es la esencia espiritual del hombre. En sentido general, el soplo que anima a toda vida. Esta es una definición conocida, pero difiero sutilmente. La mitología griega o clásica cuenta sobre una doncella llamada Psique de una hermosura incomparable pero de un carácter intolerable a causa de haber sido malcriada. Fue atraída por el Dios Eros debido a su incontenible curiosidad. Un amor entre un Dios y una mortal que lejos de cimentarse en la pasión, la sensualidad y el aspecto físico, tiene un trasfondo espiritual: Psique, es la personificación del alma. Es una historia de amor platónico. Eros amaba a Psique y Psique amaba a Eros. El alma pues son los afectos, las emociones, los sentimientos. Esta es la visión subjetiva del alma o psiquis; la objetiva sería el lado derecho del hemisferio cerebral donde reside el ser creativo o creatividad misma, que cuando es estimulada con amor mejor todavía. El hemisferio cerebral izquierdo maneja la parte cognitiva o intelectual: Pensamiento, razonamiento, lógica. En forma extremadamente breve deseo llegar a la conclusión que el alma está en el cerebro. Alma y espíritu no son lo mismo. El espíritu se halla en todas las formas de existencia posibles: animales, vegetales, minerales, etc. La partícula espiritual está ligada al átomo, es decir a cada uno de los incontables átomos. Dios ocupa el Todo, por lo tanto, no puede haber otro. El Gran Espíritu es la existencia de todo lo creado, la vida, la muerte, el infinito, el vacío o vacuidad, la inexistencia misma, la nada, el cero absoluto. Ya no podemos hablar de dimensiones sino de una sola Gran Dimensión, pero para que sea mejor entendible seguiré con el concepto de dimensiones, por lo tanto todo es dimensional, lo que vemos y lo que no vemos, lo que tocamos y lo que no tocamos, lo visible y lo invisible, lo perceptible y lo imperceptible, lo tangible y lo intangible, y cualquier otra clase de energía: agua, aire, fuego, tierra, etc.

Derechos Reservados © Jorge Judah Cameron

(FALTA SEGUNDA PARTE)



JORGE JUDAH CAMERON


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
JUANA PÉREZ DE ALTAMIRA
Co-moderador general
Co-moderador general

Mensajes : 688
Fecha de inscripción : 06/08/2012
Edad : 57
Localización : Chacabuco

Volver arriba Ir abajo

Re: TEORIA Dimensional” de JORGE JUDAH CAMERON

Mensaje por Hernan el Vie Sep 07, 2012 2:49 pm

De paso por sus letras, aquí saludo
el tema que hoy comparte con nosotros.

Hernán
avatar
Hernan
Forero Constante
Forero Constante

Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 11/08/2012
Edad : 71

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.