CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Palabras claves


Revisando nuestro vocabulario. Palabras que no significan ...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Revisando nuestro vocabulario. Palabras que no significan ...

Mensaje por Amalia Lateano el Dom Sep 15, 2013 8:05 pm

ontinuando con la línea de artículos en torno al uso del lenguaje. Ampliaré hoy con una serie de términos que creemos utilizar correctamente pero que a veces no lo hacemos.
A propósito del pedido de @Nhylath abordaré entre otros conceptos el de “puntual” con el que estamos tan familiarizados y que, muchas veces, lo usamos de una forma incorrecta, o no tan correcta.
Comencemos.
“Recepcionar” es uno de los verbos que aparece utilizado de forma incorrecta. En su forma correcta se usa en el ambiente mercantil para hacer referencia al recibimiento de algo que llega a una admnistración. Implica que exista una persona que lo recibe y constate que ha llegado todo lo solicitado con antelación (en cantidad y calidad). Dejando constancia en un papel o archivo el movimiento.
Sin embargo, suele usarse como sinónimo de atender o recibir en cualquier ámbito. Cito dos ejemplos:

En ambos casos el término correcto sería “atender” y “recibir”.
No obstante, según el Diccionario de la Real Academia Española, fuera del ámbito mercantil también puede utilizarse el concepto aunque de un modo estricto. Podría servir para referirse a algo que se recibe si se trata de una obra en construcción. Sería correcto decir, por ejemplo:

¿Es lo mismo permisividad que permisibilidad?
A veces los errores surgen porque ciertos términos se escriben de forma similar, aunque tienen significados diversos y al final terminan confundiéndose. Es lo que ocurre con las expresiones “permisividad” y “permisibilidad”.
Si buscamos en el diccionario el significado de cada término encontramos lo siguiente.

  • Permisividad: cualidad de permisivo (alto nivel de tolerancia) Extraído de RAE
  • Permisibilidad: cualidad de permisible (que puede permitirse) Extraído de DRAE

Mientras que el primer concepto se refiere al hecho de permitir o consentir algo, el segundo se entiende como la posibilidad de ser permitido. A simple vista, la diferencia puede parecer casi nula; sin embargo, si nos fijamos en el siguiente ejemplo podremos encontrar lo opuesto que pueden resultar nuestro discurso si la utilizamos incorrectamente.
En la frase:

…se expresa que va a debatirse la posibilidad del consumo de tabaco en los establecimientos citados. Si en cambio se dice:

…se está expresando que lo que va a debatirse es la actitud excesivamente tolerante que el Gobierno tiene en torno al consumo del tabaco en estos lugares. Diferente ¿NO?
Pese a todo, en muchos medios de comunicación el término aparece utilizado de forma incorrecta. Sobre todo, se usa “permisibilidad” para referirse al exceso de tolerancia. Podemos citar un ejemplo:

 
Lo obsceno puede ser escandaloso, pero lo repulsivo no siempre es obsceno
Otros términos relacionados pero que presentan diferencias particulares y que a veces pasan desapercibidas son obsceno, escandaloso y repulsivo.
Paso a citar lo que de cada término pone el diccionario:

Si bien en algunos idiomas estos tres términos pueden reemplazar una misma expresión, si buscamos el significado que en nuestro lenguaje tiene cada uno podemos notar sus claras diferencias.
Según los traductores estos significados entrarían en la clasificación de “falso amigo”. Se llama así a aquellas expresiones de una lengua que tienen una forma idéntica o parecida en otra, pero con un significado diferente. En inglés el adjetivo obscene reúne los significados de estos tres términos (impúdico, indecente, escandaloso, repulsivo y repugnante).
Mientras que en inglés el término puede referirse a cualquier tipo de cuestión repugnante, en español hace referencia explícitamente a aquello que ofende al pudor, es decir se puede utilizar al referirse únicamente a algo grosero en un sentido sexual.
Por tanto son incorrectas las siguientes oraciones:

En ambas debería utilizarse escandaloso o un sinónimo de la misma.
Somos proclives a utilizar el término químico para decir “producto químico”
Otro término es “proclive” el cual suele aparecer como un sinónimo de apropiado, frecuente u oportuno, cuando en realidad significa propenso o con inclinación a algo.
Dos ejemplos de su uso incorrecto son:

La forma de comprender que no son correctas es reemplazando el término proclive por sus acepciones propenso, inclinado; por tanto, será necesario emplear algunas de las demás expresiones.
A su vez, la preposición que acompañe este término debe ser “a” y no “para”, como lo apuntan algunos medios de comunicación. Por ende sería correcto decir: “Es un equipo proclive a jugar a la defensiva” y NO “Es un equipo proclive para jugar a la defensiva“.
Por otra parte, en los medios de comunicación aparece cada vez con más frecuencia el uso de la expresión “químico” para referirse a sustancia o producto químico. No obstante, un químico es alguien que se dedica al estudio de esta ciencia o como algo perteneciente o relativo a la química. Pero no es un equivalente a producto químico. Significa que en el único caso que el término aparece como un sustantivo es para referirse a una persona que se dedica a este trabajo.
¿Por qué ha surgido el error? Por las malas traducciones. En inglés “chemical” (químico) se utiliza para referirse a sustancia química. ¿Otro falso amigo que nos lleva a olvidarnos el verdadero significado que nuestras palabras tienen en nuestro propio lenguaje?
Tomemos los siguientes ejemplos incorrectos:

Ambos utilizan este anglicismo deformando el verdadero significado que la expresión tiene en español. En ambos casos debería utilizarse sustancias químicas, productos químicos o alguno de sus derivados.
Ser puntual es mejor que hablar de algo puntual
Por último trataré la expresión que me ha pedido @Nhylath. Quería saber mi opinión en torno al uso abusivo del término “puntual” en los medios de comunicación, que creía incorrecto. Y estaba en lo cierto.
En el diccionario, el concepto está exclusivamente relacionado con “a tiempo”. Se dice que alguien es puntual cuando hace las cosas en el tiempo que se espera, llega a una cita en el horario establecido o es preciso. Sin embargo con frecuencia este adjetivo se encuentra utilizado como sinónimo de ocasional, aislado o detallado. Tal es así que seguramente han escuchado alguna de las siguientes expresiones:

Según el Diccionario Panhispánico de Dudas, no deberían tacharse estos usos, aunque no los señala como del todo correctos. Al extenderse los malos usos del término, finalmente se han aceptado estas acepciones, aunque los puristas no están de acuerdo. Y muchos de nosotros, posiblemente tampoco.
No pasa nada con usemos este término con los otros sentidos, aunque sería recomendable que por hacerlo no olvidáramos otras expresiones como concreto, preciso o exacto.
avatar
Amalia Lateano
Administrador General
Administrador General

Mensajes : 15897
Fecha de inscripción : 01/08/2012
Edad : 59
Localización : Rojas

http://www.amalialateano.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.