CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Últimos temas
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Palabras claves

hacer  como  tortura  Esta  cruel  


BY BLACK LYON

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

BY BLACK LYON

Mensaje por FORTUNATO el Miér Oct 23, 2013 5:52 pm

Escuché en el adagio, que, quién negó a Dios, a la hora de su muerte quiere uno.

Cuando la menesterosa y ataráxica
toque tu puerta, siente frío, cierra los ojos,
no la dejes tocando, dejála pasar, recíbela con gozo
si porfías contra su ímpetu, aprenderás.

Ya no puedes hablar...

¡Por Dios! ¡De verdad está sucediendo!,
me encuentro muriendo y no puedo expresar
lo que siento con mis palabras.
El dolor que consideraba incomodo,
ahora no me da ni un segundo de serenidad.
¿Por qué a mí? Todavía me falta mucho,
esto no puede suceder-me a mí, ¡no!
no es justo, ¡No es justo!

Estás luchando contigo mismo,
el cuerpo se torna vulnerable y marchito
próximo visitante del sepulturero...

Solo quiero ¡Gritar! Por Dios, ten
misericordia, estoy llorando, ¡Apiádate de mí!
me siento solo, ojalá exista un paraíso,
¡Perdóname! Concédeme tu indulto divino.

Solo sientes la sevicia del dolor,
no puedes asimilar tu realidad,
quieres trascender pero no puedes,
y en tu mente solo existen monólogos interiores,
dignos de la hora de tu muerte...

Ya no aguanto, el dolor es insoportable,
mi familia solo me escucha gemir,
oyen mi estertora respiración y
lloran al lado de mi cama, sosteniendo mi mano,
sin poder hacer otra cosa, mas que decirme
palabras, que no quiero escuchar, por que sé
que son las últimas, y me da miedo, miedo
a no existir.

Ansiedad, sembradora de miseria,
cosechadora de locura. ¡Maldita ansiedad!
Pobre de aquel humano que experimente con miedo la muerte,
inevitablemente, todos...

Jamás experimenté tanta sed como ahora,
jamás experimenté tanto dolor como hoy,
jamás me sentí tan cansado y exhausto
tristemente, ahora que muero, reconozco,
que la vida es hermosa, es como la pérfida
mujer que amé y aún así quise estar con ella,
por que... aunque fue traicionera, fue también
esplendorosa, llena de eclécticas emociones,
que me dejaron astringentes sabores, pero al fin y
al cabo, mucha sabiduría y finalmente, una sonrisa
en mi ahora menesteroso rostro.

La reminiscencia de tus actos,
las palabras sin decir,
las incomodidades de la agonía,
la inexorable idea, de que por fin vas a morir.

Si el humano supiera con certeza, que, después de la
muerte existe un segundo plano, la mayoría de ellos,
trascenderían sin tanto plañir, ni contender con la parca,
se dejarían llevar desde la primer visita, y, morirán con
fortaleza y valor, pues, tendrían la esperanza, de sentirse
tranquilos, ya que, el dolor no será eterno y por consiguiente,
en cuanto el individuo moribundo dejara de sufrir estando
en tierras incomprensibles, sería feliz.
Pero no es así, quien sabe como es el más allá,
para los ateos, simplemente mueres y los científicos
aseguran, que todas las visiones a la hora de tu agonía,
solo son producto de tu atrofiado cerebro que lucha contra tantas
fallas psicomotoras, pues tu cerebro se encuentra en el máximo estado de presión, de estres, lucha por sobrevivir, el instinto lo motiva a seguir, y le cuesta aceptar, le cuesta renunciar, al fin y al cabo, eres tú el dueño de la embarcación, y tu cuerpo, espera tu decisión. Cuando finalmente quieres morir, mueres.

Pero, queda la interrogante del solipsismo...
Si una persona no sabe que murió, entonces jamás murió. Murió para nosotros, pero en su razón, quedó perpetuada la idea de vida, entonces, esa persona si vivirá por siempre en un plano, que jamás entenderemos. Aunque duró segundos su idea, para ese individuo, fue una eternidad. Especulas, pero, cuando te encuentras en semejante miseria, el egoísmo se apodera de ti, pensando ahora, lo más narcisistamente posible. ¿Quién muere? tú, ¿Quién está sufriendo la agonía? tú, ¿Quién luchará contra todos los pensamientos y ansiedad que la agonía te asediará constantemente las últimas horas de tu inevitable muerte? tú.

Todo el miedo, toda las necesidades fisiológicas que quisieras satisfacer, ahora ruegas por agua, ruegas por salud, suplicas por tranquilidad. ¿Donde está tu preciado dinero? la opulencia, ahora que te encuentras en el fin de los tiempos, lloras de tristeza, por saber, que las alegrías mas vanas, son ahora las más anheladas.
¿Donde está tu orgullo? tu carácter, ¿En donde los dejaste? ahora que mueres, quieres huir de tu muerte, pero ¿A donde? Cuando la muerte a anclado en las aguas de tu existencia, no se va, hasta que tu formes parte de su tripulación para siempre.

Ahora, solo fue una reflexión, pero, es la inevitable profecía que te aseguro, vas a experimentar. Así que, organiza tu vida, contempla las maravillas del mundo, valora la vida, el simple hecho de respirar, de comer, de amar, de tener juventud, o en su caso, salud. El dinero no te va a salvar de la muerte, a lo mucho puede retardar-la, pero es inevitable. Sé positivo, valora tu familia, lo que tienes sin caer en el conformismo pero sin invadir el campo de la egolatría.

By Black Lyon
avatar
FORTUNATO
Forero Constante
Forero Constante

Mensajes : 1325
Fecha de inscripción : 26/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.