CONVERGENCIA POÉTICA
BIENVENIDO A TU CASA DONDE TUS LETRAS SERÁN

RECONOCIDAS

A NIVEL INTERNACIONAL.

Es nuestro lema: La Libertad.
Herramientas del lenguaje
Citas
BIBLIOTECAS
Obras nuestras
smilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmilesmile smile

SANTO/A DEL DÍA
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Palabras claves

azules  hojas  


JAIME BARÓN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

JAIME BARÓN

Mensaje por FORTUNATO el Miér Nov 06, 2013 10:25 pm



2. La España ultraísta
Es evidente que, en el panorama de la poesía española, el afán
renovador del ultraísmo tuvo que enfrentarse con el fenómeno Darío y
su pervivencia longeva. Así, por más que en el número de celebración

del primer año de existencia de la revista Grecia (1919) se reproche a
algunos poetas «seguir cantando sempiternamente la princesita de los
bucles de oro y de las manos de lirios» (Videla 1971: p. 50), la revista
había comenzado su andadura «bajo la advocación de Rubén, el
Panida de los liróforos celestes» (Ibid.: p. 43-44). En este contexto es
comprensible que Guillermo de Torre insistiera en introducir una
nueva temática que proscribiera lo sentimental (Díez de Revenga
1995: p. 17). En efecto, en un clima en que «al leit-motiv erótico ha
sustituido la sugestión energética» (de Torre citado en Videla 1971:
p. 69), en los experimentos visuales indudablemente se vio un
catalizador para concretar una idea nueva de lo lírico. Tal actitud
esquemática, no obstante, deja traslucir fuertes dependencias del
pasado y, las más de las veces, denota un argumento, un esfuerzo
deliberado por obtener la rúbrica visual vanguardista, a costa de
ignorar el debate del presente que proponían los caligramas de
Apollinaire. La mayoría de la producción ultraísta hace del signo
visual la respuesta a la necesidad de equipararse con las vanguardias
europeas, pero esto tiene lugar de manera eminentemente formal,
sobre todo mediante técnicas futuristas.
De este modo, «Fuegos artificiales» de Francisco Vighi (en Díez de
Revenga 1995: p. 184) reescribe el entusiasmo futurista en una «Traca
La recepción del caligrama vanguardista en España
33
española» en la que el signo visual marcado como novedad
vanguardista, los «CELESTIALES FUEGOS ARTIFICIALES»,
invade la página fragmentándola en diversos episodios de una
hagiografía móvil y humorística que se describe con el dístico
decimonónico («El señor de las alturas/hace diabluras/con luceros y
cometas/Los angelitos disparan sus escopetas »).
avatar
FORTUNATO
Forero Constante
Forero Constante

Mensajes : 1327
Fecha de inscripción : 26/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.